7 de abril 2005 - 00:00

Reacciona gobierno por alta inflación

• El gobierno decidió ayer cambiar la estrategia para contener precios. Hay medidas fiscales y monetarias. • El Banco Central, en 90 días, absorberá del mercado $ 1.600 millones. Implicará fuerte suba de las tasas. • Empresas y personas deben pagar ahora Ganancias y Bienes Personales. Eso hará frenar el consumo privado. • Desde Economía, prometen controlar gasto. Se reduce crecimiento de economía y quita presión sobre precios. • En abril, inflación estará cerca de 1%, pero quieren que, de ahí en adelante, el alza no supere 0,5% mensual. • Desde Washington, Rodrigo de Rato, titular del FMI, dijo que ahora el desafío para la Argentina es la inflación. • Insistirán con los poco útiles acuerdos sectoriales: Kirchner encabezó reuniones por productos "sensibles".

Alberto Fernández dijo ayer que el gobierno «sigue con atención » la escalada de los precios. Fue durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, donde se anunció la reglamentación del sistema de internas abiertas.
Alberto Fernández dijo ayer que el gobierno «sigue con atención » la escalada de los precios. Fue durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, donde se anunció la reglamentación del sistema de internas abiertas.
Tras divulgarse los datos sobre la alta inflación de 1,5% en marzo y 4% acumulado en el primer trimestre, el gobierno pondrá en marcha medidas para que la inflación no supere demasiado 10% en 2005. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reconoció ayer que desde la Casa Rosada «se sigue con atención» la escalada de los precios.

El presidente Néstor Kirchner se reunió ayer por la mañana con el secretario de Agricultura, Miguel Campos, para analizar la marcha de los acuerdos suscriptos con los sectores lácteos, carne y pollos. Por la tarde, funcionarios del Ministerio de Economía y de Agricultura estuvieron con representantes de las cámaras frigoríficas, consignatarios de hacienda y el Mercado de Liniers, quienes aseguraron que «los precios de la carne están bajando y van a bajar aun más».

Estos datos, sumados a la decisión de Shell y Esso de bajar los precios de las naftas y el gasoil, respectivamente, llevaron un poco más de optimismo en círculos oficiales. Se espera que abril tenga una inflación cerca de 1% (se habla de 0,7% pero más que nada por efecto «arrastre») y en mayo se llegaría a niveles de 0,5%. Este nivel es el promedio que Economía y el BCRA procuran mantener hasta fin de año para evitar una inflación muy por encima de 10% este año.

Además de los poco útiles acuerdos puntuales de precios, que el gobierno está decidido a monitorear de manera muy precisa, se pondrá en marcha -según aseguraron fuentes del equipo económico- una serie de decisiones fiscales y monetarias para asegurar que no haya nuevas presiones inflacionarias. En todos los casos, aseguran, se tratará de medidas globales y no de «paquete». Estas son las principales líneas de acción que se están poniendo en marcha:

1. La política fiscal será más prudente: el segundo trimestre del año, y en particular mayo, es especialmente bueno en materia de recaudación. Los contribuyentes deben presentar declaraciones y realizar pagos de Ganancias y Bienes Personales. Además es el período de la cosecha gruesa que también genera fuerte movimiento. Esto derivará en un significativo aumento del superávit fiscal. Se trata de dinero que está en los bolsillos del público que pasa a la AFIP, es decir que contribuye a restar dinero al sector privado.

2. El Central absorberá más pesos: en el trimestre la absorción debería llegar a $ 1.600 millones. Ya desde febrero hay menor compra de dólares. En marzo, el BCRA apenas adquirió u$s 150 millones contra más de u$s 2.000 millones de diciembre, por lo tanto, emitió una cantidad de dinero mucho menor. Esto es apoyado por la emisión de Lebac, bonos que utiliza el Central para absorber más dinero de los bancos. A fin de abril se lanzará una nueva licitación para cancelar redescuentos de manera anticipada, otra medida que va en el mismo sentido.

3. Alza de tasas de interés:
otra tarea del BCRA. Ya estuvo subiendo en las últimas semanas las tasas de Lebac para captar más pesos e hizo lo propio el lunes con los pases pasivos, que pasaron de 2,75% anual a 3,25%. No alcanza. Se trata aún de niveles muy bajos, que implican rendimientos reales negativos. Se buscará alentar a los bancos para que aumenten los rendimientos de plazos fijos y capten más dinero del público, con lo cual se apunta a reducir el dinero circulante. Habrá nuevas Lebac (indexan por tasa pasiva).

4. No habrá nuevos incrementos generalizados de salarios:
tras el aumento otorgado en enero, que generó entre otros factores el aumento de precios de los últimos meses, el ministro Roberto Lavagna se ocupó de neutralizar la presión sindical para nuevos incrementos generalizados. La explicación es que muchas compañías aumentaron sus precios para hacer frente al incremento de costos. Y además se volcó más dinero al mercado que terminó recalentando la demanda. Ahora serán las empresas las que deberán definir en convenios colectivos si están o no en condiciones de darlo. Tampoco se avalarán fórmulas de indexación para los sueldos.

5. Más control del gasto público: luego del fuerte aumento de fin de año, habrá una actitud más prudente de ahora en adelante
.

Dejá tu comentario

Te puede interesar