Crisis sistémica: ¿Cuántos años de tu vida estuviste en recesión económica?

Economía

Según un reporte de la consultora Ecolatina, la Argentina no crece sostenidamente hace diez años. Si lo hiciera en los siguientes diez a la tasa promedio en la que creció la región entre 2011 y 2019 (+2,5%), recién en 2032 recuperaría el PIB per cápita de 2011. ¿Qué pasó en los años anteriores?

Un cálculo de un economista generó una oleada de desilusión en las redes sociales. "¿Cuántos años de tu vida estuviste en recesión económica?", fue la consigna que propuso el economista Nery Persichini en su cuenta de Twitter en donde compartió un gráfico en el que calculó los años de vida de una persona promedio y los años en los que la economía argentina sufrió recesión.

Los que tienen una situación más complicada son los recién nacidos: en 2 años de edad, ya vivieron el 50% de su vida en recesión. Ese porcentaje se va incrementando por ejemplo a los 4 años, en donde el 75% de la vida ya se vivió en recesión. Por su parte, los que llegaron a los 90 años de edad ya vivieron al menos un 32% de su vida con la economía frenada.

"Mi abuelo nació en 1931. De seguir con vida, hoy habría transcurrido 33% de su tiempo en recesión. Mi papá (1959) soportó 24 años (38%) con PBI a la baja. Yo (1986) transité 15 años (42%) en recesión. Mi hija (2019) vivió el 67% de su vida con la economía cayendo", expresó el economista en su cuenta de Twitter. Rápidamente, su gráfico generó impacto y un sinfín de comentarios.

Embed

¿Pero qué es una economía en recesión? una economía en recesión es una economía que disminuye de forma generalizada la actividad económica y se mide a través de una tasa interanual del Producto Bruto Interno (PBI). Su característica principal es que se mide durante un tiempo significativo. Lo cierto es que la economía del país mantuvo sus variables económicas consecutivamente en descenso o en recuperación de lo perdido el año anterior. Las variables que se contemplan para pensar en una economía en recesión son las siguientes: la producción de bienes y servicios, el consumo, la inversión, el empleo, el margen de rentabilidad de las empresas, la cotización de los índices bursátiles, y sobre todo la inflación. Si la recesión es de forma abrupta, se puede considerar que hablamos de crisis, algo que sucedió en el 2001. Pero en el caso Argentino, la recesión parece consolidarse.

¿Crece la Argentina?

Según un reporte de la consultora Ecolatina, la Argentina no crece sostenidamente hace diez años. Si lo hiciera en los siguientes diez a la tasa promedio en la que creció la región entre 2011 y 2019 (+2,5%), recién en 2032 recuperaría el PIB per cápita de 2011. “Más allá de esto, el punto es que, incluso en un futuro auspicioso, nos tomará al menos una década para volver a los máximos anteriores”, señalaron.

Sin embargo la región no estuvo en la misma situación: el PBI per cápita creció 3,6% entre 2011 y 2019. Como resultado, Argentina quedó en el puesto 175 sobre un total de 192 países en el ranking de crecimiento de la década en cuestión.

La consultora señala como el principio del estancamiento las tensiones con el mercado cambiario en 2011 y 2012 que fueron "resueltas" a través del cepo postergando una solución más duradera. “En lugar de promover correcciones de fondo, las restricciones del mercado cambiario se aprovecharon para abaratar al dólar oficial, impulsando así al poder adquisitivo y el consumo de las familias”, aseguró la consultora.

En el mediano plazo, el objetivo se logró. “Sin embargo, más allá de este buen desempeño, y en parte producto de las causas que le dieron origen, el resto de los componentes de la demanda se deterioraron y el PIB de 2015 fue solo 1,5% mayor al de 2011”, resaltó el reporte. No obstante, considerando el crecimiento poblacional del período, el PIB per cápita marcó una caída de casi 5% en el período 2011-2015.

Ecolatina mencionó que en diciembre de 2015 la economía argentina tenía pasivos por el lado fiscal y cambiario, además de distorsiones relevantes de precios relativos. Sin embargo, tenía bajo nivel de deuda pública relevante. El gobierno encabezado por Mauricio Macri según la consultora, pudo lograr un crecimiento en la primera mitad de su mandato donde el PIB avanzó casi 3% entre 2016 y 2017.

“Sin embargo, un acelerado incremento de la deuda en un país que no resolvía sus problemas de fondo frenó el influjo de capitales privados a comienzos de 2018, para luego provocar una salida constante de estas inversiones durante el año y medio siguiente”, aseguraron. El déficit de cuenta corriente equivalente al 5% del PBI y una deuda en moneda extranjera que creció u$s80.000 millones en dos años, marcó la necesidad de divisas que no aparecieron. Para evitar una devaluación, el gobierno recurrió al FMI en mayo de 2018.

El principal desafío para la Argentina es lograr un crecimiento los próximos diez años a la tasa promedio a la que creció la región entre 2011 y 2019 (+2,5%). Recién en 2032 se podría recuperar el PBI per cápita de 2011."La situación es difícil, pero los resultados no están puestos: nunca es tarde para volver a crecer y empezar a parecerse más a la norma global que ser la excepción. El futuro nunca está determinado ni condenado”, concluyó Ecolatina.

Dejá tu comentario