2 de septiembre 2008 - 00:00

Redrado: "Hay que mantener estrategia fiscal prudente"

No fue alentador el panorama que trazaron expertos internacionales sobre la marcha de la economía mundial. El primer día de las Jornadas Monetarias y Bancarias organizadas por el Banco Central dejó en claro que aún falta mucho para dejar atrás a la actual crisis financiera internacional. Continúa presentela posibilidad de una recesión en el mundo desarrollado y complica la inflación, en particular en países emergentes. Por eso, se vaticina un aumentode tasas que enfriaría aún más la economía. Advierten sobre medidas proteccionistas que podría adoptar Estados Unidos.

Martín Redrado conversa con Jacob Frenkel (Grupo de los 30) en el primer día de sesiones.
Martín Redrado conversa con Jacob Frenkel (Grupo de los 30) en el primer día de sesiones.
En la inauguración de las Jornadas Monetarias y Bancarias, el presidente del Banco Central, Martín Redrado, defendió la política monetaria argentina y mencionó la inflación como un mal que afecta a las economías desarrolladas. «Las disrupciones financieras trasladaron impulsos recesivos a la economía real en las principales economías desarrolladas. A este deterioro se adicionan presiones inflacionarias causadas en parte por un alza inédita del precio de las materias primas», aseguró.

Frente a un auditorio con más de 200 personas, Redrado señaló, respecto de la crisis financiera internacional, que «si algo emerge con total claridad es que no hay un único libro».

A continuación, los puntos más importantes de su discurso:   

  • Hay que mantener una estrategia fiscal prudente y formar colchones de liquidez en tiempos de bonanza ya que nos permite capear los temporales de manera inédita para nuestra historia tanto por cuestiones exógenas como endógenas.

  • En los últimos meses observamos un marcado desalineamiento en la demanda de dinero que encendió las luces de alerta en nuestro tablero de control. Los depósitos del sector privado evidenciaron una caída temporal de 8% en menos de un mes durante mayo. Para ponerlo en perspectiva, durante el tequila habían caído 17% en tres meses.

  • Por la prosecución de políticas macroeconómicas mucho más prudentes y sólidas que en el pasado, las economías emergentes se han mostrado relativamente más resistentes.   

  • Incluso los países emergentes sujetos a regímenes de metas de inflación se vieron también en la necesidad de flexibilizar sus esquemas para responder a la novedad de un contexto inflacionario provocado por cambios en la estructura económica global.

  • No hay una solución óptima in abstracto. Especialmente cuando enfrentamos complejos dilemas de política económica.

  • Hasta que el mercado inmobiliario no llegue a su piso no veremos una reducción de la volatilidad en los mercados financieros. Hasta tanto será imposible recrear la confianza en el sistema financiero global.   

  • El mundo enfrenta una conjunción de eventos económicos negativos como pocas veces se ha visto: crisis financiera, recesión e inflación. Existe un consenso acerca de que la economía global presenta en la actualidad uno de los entornos más desafiantes de los que tenga registro en todo el período de posguerra.

  • Una estrategia fiscal prudente de acumulación de excedentes de ahorro en las fases de bonanza debe ser una derivación-natural de este enfoque asimétrico en el tratamiento de los shocks.

  • El Banco Central, mediante un conjunto de diez medidas, actuó quirúrgicamente y de manera secuencial. Algunas de éstas fueron la adecuación de operaciones en el mercado de pases y el establecimiento de un esquema para ofrecer liquidez a tasa de interés fija (por hasta $ 3.000 millones de pesos) y variable (tasa BADLAR). Al ampliar el menú de opciones nos aseguramos que los recursos estarían efectivamente disponibles en términos adecuados para aportar liquidez al sistema.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar