28 de agosto 2007 - 00:00

Retornó el temor en los mercados. Acá la Bolsa cayó 4,4%

Retornó el temor en los mercados. Acá la Bolsa cayó 4,4%
Volvió el pesimismo a los recintos bursátiles ante los renovados temores sobre el sector inmobiliario en EEUU. En Wall Street, el Dow Jones perdió 2,1%; el S&P500 2,4% y el Nasdaq 2,4%. En Europa, Madrid cedió 1,3%; Londres 1,9% y París 2,1%. En la plaza local, el Merval retrocedió 4,4% y los bonos resignan hasta 4,6%.

La Bolsa de Nueva York cerró hoy por segundo día consecutivo con fuertes retrocesos, debido la publicación de datos que reflejaron una baja en los precios de venta de viviendas en los Estados Unidos y una leve baja de confianza de los consumidores en la economía de ese país.

Además, la decisión del banco de inversiones Merrill Lynch & Co. de bajar la calificación de las acciones de Citigroup, Lehman Brothers y Bear Stearns, hecho más leña al fuego.

La caída tuvo lugar pese a que la Reserva Federal (FED) realizó por la mañana una nueva inyección para calmar los ánimos de los inversores, al introducir 2.000 millones de dólares al sistema bancario, sumando un total de 122.500 millones de dólares.

A su vez, el banco central estadounidense trató de introducir tranquilidad mediante las actas de su última reunión -realizada el siete de agosto-, lo que causó poco efecto en Wall Street.

De esta manera, el principal indicador de la bolsa de Valores de Nueva York, el Dow Jones Industriales, concluyó con una caída del 2,10 por ciento, hasta ubicarse en los 13.041,85 puntos.

Siguiendo la incertidumbre, el tecnológico Nasdaq bajó 2,37 por ciento para colocarse en 2.500,64 unidades.

Por su parte, la Bolsa de Tokio cerró hoy con una leve caída, de apenas el 0,08 por ciento, una jornada en la que no mostró una dirección clara y se evidenció de nuevo afectado por la situación en Wall Street.

El principal selectivo, el índice Nikkei, cerró con una caída de 13,90 puntos hasta los 16.287,49 enteros, mientras el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, retrocedió 3,16 puntos (un 0,20 por ciento), hasta las 1.587,60 unidades.

La sesión de hoy fue de altibajos, tras las caídas de anoche en Wall Street por las preocupaciones acerca del mercado de la vivienda en Estados Unidos, donde el número de casas no vendidas llegó en julio a su nivel más alto en los últimos quince años.

Ello afectó sobre todo a las compañías exportadoras, al igual que la apreciación de la divisa japonesa.

El euro bajó a la banda de los 157 yenes mientras el dólar cayó a los 115 yenes.

Así, Toyota cerró en 6.660 yenes, tras una caída de 40 yenes; Canon bajó 10 yenes hasta los 6.540 yenes; Nissan Motor perdió 10 yenes hasta los 1.107 yenes y Sony retrocedió 30 yenes, hasta los 5.380 yenes.

Los inversores señalaron que el ambiente en el mercado tokiota estuvo por lo general dominado por la cautela, ante el temor de que regresen las preocupaciones por las hipotecas de alto riesgo "subprime" en Estados Unidos.

"Sabemos que las acciones de Tokio están ahora devaluadas, pero no hay ninguna razón convincente para comprar ahora de forma agresiva", dijo a la agencia local de noticias "Kyodo" Toshio Sumitani, analista de Tokai Tokyo Research.

Por su parte, Masayoshi Okamoto, de Jujiya Securities, apuntó que "los mercados globales han repuntado después de las recientes caídas, pero es difícil aventurar lo que veremos ahora, si más aumentos o una mayor caída".

En la primera sección, un total de 654 valores terminaron la jornada con ganancias, frente a los 941 que acabaron en números rojos y los 117 que permanecieron inalterados.

Los títulos del grupo financiero Mizuho fueron los más negociados en términos de valor, pero finalmente terminaron la jornada con una caída de 6.000 yenes hasta los 714.000 yenes.

Por su parte, Nippon Denko fue el líder de la sesión en términos de volumen y ganó 45 yenes hasta los 3.550 yenes.

El volumen de cotizaciones en la Bolsa de Tokio fue de apenas 1.331,87 millones de acciones frente a 1.471,22 millones de ayer, la más baja desde el 26 de septiembre de 2006, lo que da muestra de la apatía de los operadores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar