Se acentúan los problemas de SW

Economía

La probable indagatoria judicial al presidente de Southern Winds, Juan Maggio, y al vicepresidente, Enrique Montero, acentuaría la desconfianza de los proveedores y del público sobre el futuro de esa línea aérea. En el gobierno hay temor de que como consecuencia de esa situación se complique la operación de la compañía y haya dificultades con los pasajeros en Semana Santa, para la que faltan menos de 20 días. Ya este fin de semana hubo denuncias de usuarios de que los vuelos de SW no partían si la cantidad de boletos vendidos no alcanzaba para cubrir el costo del combustible.

Se recuerda que LAPA dejó de volar en 2003 en Semana Santa porque las petroleras no le suministraron combustible por retrasos en los pagos. El cese de esa línea aérea provocó una difícil situación con los usuarios en los aeropuertos, sobre todo en Aeroparque, y debió recurrirse de urgencia al auxilio de otras líneas aéreas.

• Dificultades

Ahora, en el Ministerio de Planificación se considera un plan de emergencia que incluye a Aerolíneas Argentinas, American Falcon y LADE.

No se descarta, sin embargo, que antes del fin de semana largo, Southern Winds se venda. Se comenta que Maggio inició conversaciones con el grupo chileno Lan y con Air Europa.


En el mediano plazo, el gobierno se encontraría con dificultades todavía más serias. Los que conocen la actividad aerocomercial no creen que el mercado argentino tenga lugar para dos jugadores más o menos grandes como las empresas mencionadas, además de Aerolíneas Argentinas.

Esto significa que, en principio, las opciones son excluyentes: o se vende Southern Winds o se consigue un comprador para LAFSA, la línea aérea estatal. Se considera improbable que las dos puedan conseguir interesados. De esta manera, o quedan sin empleo los 900 trabajadores que hoy ocupa la empresa de los Maggio o los 850 que quedan en la compañía estatal.

Dejá tu comentario