30 de mayo 2007 - 00:00

"Zoellick se ganó la confianza de los líderes del mundo"

Zoellick se ganó la confianza de los líderes del mundo
El presidente estadounidense, George W. Bush, nominó oficialmente hoy a su ex subsecretario de Estado Robert Zoellick para presidir el Banco Mundial, elogiándolo como un hombre comprometido con las relaciones internacionales.

"Se ha ganado la confianza y el apoyo de los líderes de cada región del mundo", dijo Bush en un acto en la Casa Blanca, con Zoellick a su lado. "Está profundamente comprometido con la misión del Banco Mundial", agregó.

De ser aceptada la nominación por el directorio del Banco Mundial, Zoellick, de 53 años, reemplazará a Paul Wolfowitz, que dejará su cargo el 30 de junio tras verse obligado a renunciar luego de conocerse que autorizó un ascenso y alza salarial para su novia.

Zoellick, que dejó su cargo de subsecretario de Estado el año pasado para ingresar al banco de inversión Goldman Sachs & Co, intentó mostrar de inmediato una postura conciliadora para zanjar las divisiones que surgieron en el personal del banco y entre los países miembros por el escándalo con Wolfowitz.

"El Banco Mundial ha atravesado por un momento difícil para todos los involucrados. Hay frustraciones, ansiedades y tensiones sobre el pasado que podrían obstaculizar el futuro. Esto es comprensible, pero tiene solución", dijo Zoellick.

"Necesitamos dejar atrás el discurso sobre el pasado y concentrarnos en el futuro", agregó. El ex representante comercial de Estados Unidos se refirió también a los desafíos que enfrenta el Banco Mundial, incluyendo la lucha contra la pobreza en Africa y la búsqueda de alternativas para abordar el rápido crecimiento de economías como China e India, donde aún viven millones de pobres.

"El Banco Mundial tiene una misión vital para superar la pobreza mediante la generación de oportunidades y de un crecimiento sostenible", declaró.

Zoellick tiene una reputación de ser extremadamente exigente, pero la gente que lo conoce bien dice que sabe construir consensos, algo que será clave para superar las diferencias en el Banco Mundial.

Su nominación recibió elogios y algunas críticas, sobre todo en Africa. El presidente de la Comisión de Finanzas del Senado estadounidense, el demócrata Max Baucus, apoyó la nominación.

"Es difícil imaginar a una persona más inteligente, trabajadora y capaz para asumir la presidencia del banco en este momento difícil de la historia. Bob posee los conocimientos y la integridad para poner al banco nuevamente en el sendero correcto", dijo Baucus.

En Alemania, país que lideró la ofensiva contra Wolfowitz, la ministra de Desarrollo dio la bienvenida el miércoles a la decisión de Bush.

"Robert Zoellick es un buen candidato, que trae consigo una gran experiencia internacional", dijo en un comunicado la ministra Heidemarie Wieczorek-Zeul.

Pero en Africa se mostraron desilusionados por el hecho de que Bush no haya aprovechado la oportunidad para romper con la tradición de elegir a un candidato estadounidense y nominar en cambio a alguien del mundo en desarrollo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar