Coronavirus: también preocupa a provincias aumento de ocupación de camas

Edición Impresa

Hay casos como Río Gallegos, donde el uso de unidades de terapia intensiva llegaba al 80%. Mientras que en el Gran Mendoza el índice se ubicaba en torno al 70%. Jujuy reconoció saturación total.

El avance del coronavirus en el país con un rebote de casos en provincias donde la pandemia parecía controlada empezó a tener consecuencias en el sistema de salud, donde preocupa la cantidad de camas ocupadas, que en algunos distrito se acerca peligrosamente al 100%.

A nivel nacional, el porcentaje se ubica en un 57% y en la zona del AMBA, la más comprometida en volumen de contagios, asciende a 67%, según el reporte de Nación. Pero en algunas regiones del país la situación es, en cuanto a camas disponibles, más crítica.

La expansión del virus en Jujuy llevó, por ejemplo, a que el ministro de Salud, Gustavo Bouhid, manifestara que en el sistema público la ocupación en terapia intensiva alcanzaran el 93%, al tiempo que desde Nación se articulaba el envío de terapistas desde otras zonas del país.

También en Buenos Aires, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, dijo que la curva de contagios podría llevar a pasar de un 50% aproximado actual en toda la provincia a un 80% para este fin de semana, con posibilidades de llegar a finales de mes al 90%.

En ese sentido, un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) relevó que la tasa de ocupación de camas de terapia intensiva superaba el 85% en CABA y en el conurbano. “Si bien este relevamiento es sólo una muestra, la mayoría de las instituciones están arriba del 60% de ocupación e incluso algunas llegan 100%; aquellas que atienden mayor complejidad tienen ocupaciones que rondan el 80%; son muy pocos los centros de salud que están holgados de camas”, señaló Rosa Reina, presidente de SATI. La entidad mencionó también que el 50% de los pacientes que llegan a terapia intensiva se recuperan, pero para eso es necesario que no colapse el sistema de salud.

En Río Negro, otra de las provincias donde el Covid se expandió, las camas de cuidados intensivos para adultos rozaban ayer el 75%, según el reporte oficial, con alarmas en la zona del Valle: Roca 81% y Cipolletti 87%. En la vecina Neuquén, en tanto, Omar Gutiérrez informó que la ocupación ya superó el 50% y llamó a extremar los cuidados

Mendoza registró un aumento de casos que lo llevó a superar los 2.000 contagios, la mitad de ellos detectados en agosto. En ese escenario, a nivel provincial la ocupación está en el 60%, pero en el Gran Mendoza (incluye la capital y los departamentos aledaños) el porcentaje ronda el 70%. “El sistema de salud empieza a tensionarse, y si sigue en este ritmo vamos a tener dificultades en la respuesta”, dijo la ministra de Salud provincial, Ana María Nadal.

Asimismo, hay distritos que observan cómo los casos se disparan en determinadas zonas. Por ejemplo, en Santa Cruz, donde la ocupación en toda la provincia es inferior al 50%, pero la capital Río Gallegos se acerca al 80%.

Otro distritos con rebote Covid es Salta. En la provincia norteña no precisaron datos, aunque días atrás un informe del medio local El Tribuno afirmaba que cada centros de salud tenía ya más de un 50% de ocupación, y en algunos casos llegaba a 80%. En Salta, la mayor preocupación está en el norte, en ciudades como Tartagal.

La temor del caso Jujuy, que pasó de ser un oasis sin convid a una de las provincias más comprometidas, pone en alerta a otros mandatarios. El santiagueño Gerardo Zamora, por caso, no descarta volver a Fase 1 en el distrito si no logran contener una espiral de unos 15 positivos diarios tras meses de cierta tranquilidad.

Un caso paradigmático se da en Santa Fe, donde el crecimiento de casos hizo que los contagiados orillaran los 2.300, cuando había tenido hasta julio un marco controlado. Sin embargo, está lejos de la saturación del sistema de salud.

“Hay sólo 23 camas de terapia intensiva ocupadas, y de esas apenas 9 con uso de respirador. El total de camas Covid es del orden del 3%”, dijeron desde el distrito a Ámbito Financiero.

En Chaco, en tanto, el nivel de ocupación está en el orden del 60%, lejos de la saturación, pese a ser uno de los distritos más complicados desde el inicio de la pandemia con más de 4.000 casos acumulados, aunque la curva empieza a aplanarse.

Tierra del Fuego, que también tuvo un revés por el retorno de expatriados, superó los 1.000 casos, pero la ocupación de terapia intensiva ronda el 30% , dijeron a este medio desde la provincia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario