28 de diciembre 2000 - 00:00

Cura se enfrentó con el público en el Real de Madrid

Madrid (EFE) - (28/12/2000) El tenor argentino José Cura protagonizó el martes por la noche un escándalo en el Teatro Real de Madrid, al enfrentarse desde el escenario con una parte del público que lo abucheaba por su actuación en «Il trovatore». Tras caer el telón y finalizar la última representación de la ópera de Verdi, Cura se encaró con una parte del público que lo había abucheado durante la función y dijo: «Yo canto para todos ustedes y no para esa parte del público que huele mal». Y agregó: «Yo estoy en la luz, ustedes en las tinieblas».

Esas palabras irritaron aun más a ese sector del público, que intensificó sus abucheos y sus gritos contra el cantante, mientras el resto lo aclamaba y aplaudía sus palabras. Al terminar la representación, Cura tomó un micrófono y, dirigiéndose al público que lo abucheó, dijo: «Sabíamos que ustedes vendrían a la función cuando había prensa, por eso no nos preocupa. Nos molesta por el público que paga las entradas».

« Pido más abucheos -continuó José Cura, enojado-porque me dan más ganas de cantar y me salen los agudos más largos.» Ya en el estreno, el pasado 8 de diciembre, de esta coproducción de « Il trovatore» entre el Teatro Real y la Royal Opera House Covent Garden de Londres, una parte del público abucheó a Cura en varios momentos de la representación, con gritos de « así no se canta» o « mal, muy mal».

Unos abucheos que, procedentes de una parte minoritaria del público, sentado sobre todo en las localidades de paraíso, se intensificaron al final de la representación, y que fueron dirigidos también al director musical de la producción, el maestro Luis Antonio García Navarro.

Ese día, el del estreno, José Cura, en actitud desafiante, lanzó besos y saludos a sus detractores, entre los aplausos de la inmensa mayoría del público. Parte del público había protestado sobre todo por la inter-pretación que Cura hizo de la famosa aria «Di quella pira».

Cura ya había anunciado días antes del estreno que daría el famoso sobreagudo del aria medio tono más bajo. Y así lo hizo en el estreno. Pero, irritado con los que lo abucheaban, dio el sobreagudo, que la gran mayoría del público que asistía a la última representación premió con una calurosa ovación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar