De la escritura como arte en sí misma

Espectáculos

"Scripta manent" da una buena visión de esta tendencia que nació en los años 60.

En la muestra que se exhibe en la galería Herlitzka+ Faría se han incluido obras de 23 artistas de distintas generaciones que han utilizado, entre otras técnicas, la escritura como medio de expresión. Su título completo es “Verba volant, scripta manent” o sea “Las palabras vuelan, lo escrito queda”, pero la autora del texto y curadora de la muestra, Sofía Jones, eligió la segunda parte de esta cita latina para abordar una obra de carácter conceptual en la que la palabra, o el grafismo, es la imagen que obliga a una lectura atenta, despojada, de la esencia de este arte que es transmitir una idea y que se inició a fines de los 60.

En nuestro país son varios los artistas destacados de esta tendencia que, en muchos casos, derivó en una filosofía que abarca, entre muchos temas, lo social, lo político, lo sexual, evitar los clichés del arte, invitar a reflexionar sobre éste como una suerte de monólogo interior, pero que requiere un soporte.

Empezamos por el poeta español Rafael Alberti (1902-1999), que cuando estalló la guerra civil se exilió en la Argentina, donde continuó escribiendo y pintando. En sus liricografías el artista unió poesía y pintura en las que dibujó sus versos como en el caso de “Salineros” de 1924. Mirta Dermisache (1940-2012) fue una artista argentina cuya obra se encuentra en importantes colecciones internacionales: Museo Reina Sofía (Madrid), MACBA (Barcelona), Getty Museum (Los Angeles), Tate Modern (Londres), Centro Pompidou (París), Malba (Buenos Aires). Grafismos ilegibles, pinturas indescifrables a través de cartas, frases, textos, libros que evitan toda referencialidad. Su escritura asémica, es decir, sin semántica, no se corresponde con alfabeto alguno ni forma predeterminada, y suscitó el elogio de Roland Barthes. En 2017 se realizó en el MALBA la primera exposición retrospectiva de esta artista que permitió ingresar en el complejo universo de lo esencial del lenguaje.

De León Ferrari (1920-2013) se exhibe “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo”, palabras escritas en braille de las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña MT 5,4 sobre Mateo 25.41. A comienzos de los 60 sus dibujos presentaron entonces un campo de reflexión sobre el lenguaje y lo expresable. Se dice que “donde Ferrari escribe una pintura, Dermisache pinta una escritura”. Junto a Braille y Relecturas de la Biblia, series en las que trabajó durante tres décadas, se recuerda que la cita estaba al lado de la reproducción de la Virgen de San Jorge de Correggio cuando se exhibieron en el Malba en 2012.

Hernán Marina (Buenos Aires, 1967) es un artista visual y sociólogo. El corpus de su obra comprende intervenciones, performances, esculturas. La obra “Somos” (2017) se origina en su experiencia militante en el FHL (Frente de Liberación Homosexual) constituido en 1971, y cuyo medio de difusión clandestino era la revista de ese nombre. La obra en neón responde a las variaciones tipográficas del logo de la revista. “Homenaje” de Leopoldo Maler es una obra que este destacado artista realizó en 1974: una máquina de escribir de la que salen llamas, tributo a un familiar desaparecido, escritor y periodista valiente e incisivo. En una nota de 2006 señalamos que sería importante que se realizara aquí una muestra integral de un artista que figura en importantes colecciones públicas y privadas internacionales.

Las “Escrituras” de Susana Rodríguez son legibles y descifrables. El destacado crítico de arte brasileño Jacob Klintowitz se refirió a esta obra realizada a fines de los 70 y comienzos de los 80 como un dibujo compuesto de innumerables signos, sombras, memorias, partes del cuerpo que se alternan en espacios interligados y al mismo tiempo independientes.

Este conjunto, también complejo, revela formas viscerales, formas orgánicas, fragmentos óseos, se destaca por las variaciones de pliegues y el erotismo subyacente, el dominio del dibujo y sus matices cromáticos proponen un relato que se manifiesta a través de rollos que se despliegan tanto de manera horizontal como vertical. Ganadora de los más importantes premios en la disciplina Grabado, entre ellos el Konex de 2012, fue nombrada Personalidad Destacada de la Cultura por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Entre otros artistas incluidos en esta exposición inusual hay obras de Horacio Zabala, Jaime Higa, Ricardo Carreira, Guillermo Deisler, Leandro Katz, Analía Saban, Juan Carlos Romero, Osvaldo Romberg y Carlos Ginzburg. (Libertad 1630. Lunes a viernes de 11.30 a 19).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario