El río de sueñera y barro, según Zimmermann

Espectáculos

El libro “Río de la Plata. Río de los sueños”, de Marcos Zimmermann, publicado en 1994 y reeditado a fines de 2021 por Ediciones Larivière, pertenece a la serie de ensayos fotográficos que indagan el territorio argentino. La imagen de la portada, “Sudestada, Costanera Norte”, una ola poderosa que rompe sobre la balaustrada de la Costanera Norte, se convirtió en un clásico de la fotografía argentina. En el territorio metafísico de las primeras imágenes, el tiempo detenido ocupa un lugar protagónico y la energía de la rompiente marca un quiebre.

El vacío visual de “El río sin orillas”, como lo denominó Juan José Saer y mucho antes, Sarmiento, Darwin y el padre Cattáneo, está cargado con las oleadas sensaciones que provocan los fenómenos de la naturaleza que presenta Zimmermann, sin eludir el dramatismo romántico. Las imágenes coinciden con los textos de los cronistas de la Historia general de las Indias y de los viajeros, quienes, a partir del siglo XVII, describen los espejismos inspirados por el Río de Solís. No cuesta nada encajar los escritos al límite de la ficción de López de Gómara en 1552, los de Ulrico Schmidl o, Cayetano Cattaneo, con un universo que “daba forma a los sueños”, como observa el fotógrafo. “Lo ilusorio encontraba su explicación en lo palpable porque, en América, la imaginación se hacía visible”, agrega Zimmermann. Así se refiere al nombre de ese Río que “la plata del Potosí apenas lo atravesó”.

Más allá de los sueños, los textos expresan el estupor frente a la violencia de los asaltos de los indios, las matanzas, las hambrunas, el canibalismo y los incendios que redujeron a 560 hombres los 2.500 que llegaron con Pedro de Mendoza. El fotógrafo se cuestiona si acaso reside en ese “antiguo abismo rioplatense” la causa que, todavía hoy, separa deseos de realidades.

Con el espíritu y el ojo inquisitivo de los antiguos viajeros, Zimmermann comenzó por explorar “La Patagonia, un lugar en el viento” en 1991, la gira continuó con el “Norte argentino, la tierra y la sangre” en 1999, y con “Argentinos”, vuelve en 2019, una y otra vez sobre sus pasos.

A. M. Q.

Dejá tu comentario