Raffaella Carrà, el adiós a un ícono de la canción italiana

Espectáculos

La interprete italiana ha fallecido el día de hoy dejando una carrera que se inicio cuando tenia tan solo 9 años de edad. Fue furor en Latinoamérica en los años setenta, y supo reinventarse como conductora de un exitoso show televisivo

La cantante, actriz y presentadora italiana Raffaella Carrà ha muerto este lunes a los 78 años. Así lo ha comunicado Sergio Japino, quien fue su compañero de vida durante los últimos años.

"Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento permanecerán para siempre", con esas palabras confirmo Japino la muerte de la artista.

"Tenía una fuerza imparable, que la llevó a la cumbre del star system mundial, una voluntad férrea que no la abandonó hasta el último minuto, haciendo que no se filtrase nada de su sufrimiento. Es el enésimo gesto de amor hacia su público y hacia los que han compartido el afecto, para que su calvario personal no turbase su recuerdo luminoso" ha dicho su pareja, confirmando que Carrà padecía una enfermedad que aun no ha trascendido.

Una diva a la italiana

Raffaella Maria Roberta Pelloni tal cual era el verdadero nombre de la cantante, nació un 18 de junio de 1943 en Bolonia, Italia. Contando con tan solo 9 años de edad empezó su carrera profesional tras ser elegida para un pequeño papel en la película "Tormento del passato".

Habiendo cumplido 10 años se trasladó junto a su madre a Roma, donde comenzó a tomar clases de danza clásica. Se diplomó en Interpretación en el Centro Experimental de Cinematografía en 1960 y cinco años después viajó a Barcelona con la compañía de teatro Giulio Bosetti para participar en el Festival de Prosa Latina, con la obra de Diego Fabbri Il seduttore.

En Italia ya era entonces conocida por sus apariciones en televisión y en musicales, y así decidió probar suerte en el cine de Hollywood. Instalada en Los Angeles, la italiana consiguió un papel en el filme "El coronel Von Ryanal", junto a Frank Sinatra. En España, rodó "Comando al infierno" (1969), pero el séptimo arte no fue donde más brilló.

Con la vuelta a Europa y dejando el cine de lado, llegó el cambio de look: el rubio platinado llegó para quedarse y la convirtió en un icono.

Físicamente Raffaella causaba revuelo con su pelo, sus movimientos y con su ropa. Fue una locura cuando apareció cantando el tema de apertura de Canzonissima, un programa de variedades musicales para toda la familia que era transmitido por la RAI (desde 1958 a 1974).

Causó sensación con su voz y con su ombligo al aire, una transgresión total para la época… ¡Fue un escándalo!, Pero mientras en el Vaticano se horrorizaban, en España se desesperaban por tenerla en pantalla. Después de la dictadura franquista, Carrà desembarcó en Madrid con su programa La Hora de Raffaella que estuvo al aire entre 1975 y 1976.

En 1978 volvió a Italia como presentadora del programa de variedades Ma Che Sera (Oh, qué noche). El programa abría con una canción que hablaba sin prejuicios de sexo: “Ma girando questa terra io mi sono convinta che non c’è odio non c’è guerra quando a letto l’amore c’è”, algo así como “Al viajar por este mundo, me convencí de que no hay guerra ni odio cuando las cosas están calientes en el dormitorio”. Aunque hoy parezca una letra simpática, en ese momento el mensaje era realmente transgresor.

En 1983 llegó su gran hito televisivo, Pronto, Raffaella?, que llamó la atención sobre todo porque iba al mediodía, cuando hasta ese momento la programación de los canales de TV comenzaba recién por la tarde. Concursos telefónicos, sorteos, premios, el programa fue la base de tantos otros que vendrían después. En Argentina, Susana Giménez, se inspiraría en el formato de la italiana y lanzaría en 1987 su también clásico Hola Susana.

Pero más allá de su presencia televisiva, Raffaella Carrà ha sido una artista en el amplio sentido de la palabra. Su fuerte presencia sobre los escenarios era capaz de contagiar al público de todas las edades.

Raffaella.jpg

Su trabajo más reciente fue Replay en 2014, un álbum de música dance con temas en español, italiano e inglés, "del que no había necesidad", según admitió, pero que realizó "por pura diversión", a sus 70 años.

"Yo no quiero ser joven, quiero divertirme con los jóvenes", dijo la artista en una entrevista cuando presentó ese disco, que no llevó aparejada una gira porque, remató: "ahora quiero vivir mi vida".

En 2016, anunció emocionada en un programa de la televisión italiana que quería retirarse de la pequeña pantalla para pasar el testigo a las nuevas generaciones. Cinco años después el mundo se entristece ante la partida de una artista que supo transmitir alegría, desde su música, su trabajos y que sin dudas ocupara un lugar privilegiado en el recuerdo del público.

Temas

Dejá tu comentario