Preocupa a Hollywood una huelga anunciada

Espectáculos

Los Angeles - (27/12/2000) Hollywood está soñando con un segundo año récord de taquilla consecutivo, pero la amenaza de una huelga de actores y guionistas quizás se lo impida. Después que una baja en las entradas en agosto dejó a muchos ejecutivos de la industria sudando al sol de California, la taquilla se reafirmó en los últimos meses del año 2000.


Los cines de los Estados Unidos y Canadá habían vendido 7.140 millones de dólares en boletos en la penúltima semana del año, 45 millones más que en el mismo período de 1999, de acuerdo con la firma AC Nielsen/EDI. La temporada navideña se reforzó este año con Tom Hanks en «Cast Away» («Náufrago»), Sandra Bullock en «Miss Congeniality» («Miss Simpatía»), Sean Connery en «Finding Forrester» («Encontrando a Forrester») y Nicolas Cage en «The Family Man» («Hombre de familia»).

«Los últimos 14 o 15 días del año siempre generan grandes ingresos de taquilla», declaró el presidente de AC Nielsen/EDI, Tom Borys. Borys, sin embargo, se refiere al resultado del año 2000 como un «KO técnico» más que como un récord de taquilla porque los ingresos subieron debido a la leve alza del precio promedio de la entradas, que superó al de 5,08 dólares del año pasado. Las cifras finales todavía no se computan, pero la cantidad de entradas reales a los cines probablemente disminuirá levemente, agregó.

Pero las buenas noticias sobre la taquilla, sin embargo, son neutralizadas por una posible huelga de actores y guionistas, que tiene preocupados a los grandes estudios por el posible efecto a largo plazo del paro. «No nos gusta nada la idea de una huelga», dijo el vicepresidente de Metro-Goldwyn-Mayer, Chris McGurk.

Pero al igual que otros, dijo que los primeros meses los estudios reducirán en realidad los costos de operación de sus declaraciones de ingresos, lo que les ayudará a aumentar las ganancias a corto plazo. Si el movimiento se prolonga por meses, sin embargo, y los actores, los guionistas y los productores no pueden resolver sus diferencias, entonces no habrá nuevo material en el mundo del espectáculo.

En ese caso, los estudios, las cadenas de televisión y los productores de Hollywood sentirán las consecuencias en la billetera. El contrato de los miembros del Sindicato de Actores de Cine y de la Federación de Artistas de Televisión y Radio vence el primero de julio, mientras que el de los del Sindicato de Guionistas concluye el primero de mayo.

Dejá tu comentario