Efecto PASO: ADRs saltaron hasta 17% en Wall Street y Riesgo País cayó 55 puntos

Finanzas

Las acciones argentinas subieron en forma generalizada, lideradas por el sector energético y financiero. A su vez, el S&P Merval trepó un 5,5%; los bonos saltaron hasta 7,3%; y el Riesgo País perforó los 1.500 puntos. Fue la reacción a la dura derrota del oficialismo en las PASO, que abre incógnitas sobre los próximos pasos que se tomarán en materia económica.

En una jornada marcada por el retorno del fuerte optimismo al mercado local, las acciones y los bonos argentinos se dispararon hasta 17% este lunes en Wall Street, lo que llevó al S&P Merval a trepar más de 5%, mientras que el Riesgo País perforó los 1.500 puntos, como reacción a la dura derrota del oficialismo en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que abre varias incógnitas sobre los próximos pasos que tomará el Gobierno en materia económica.

En la bolsa de Nueva York, las subas de los papeles argentinos fueron lideradas por Central Puerto (+17%); Edenor (+13,1%); Pampa Energía (+10,9%); Transportadora de Gas del Sur (+10,4%); Grupo Financiero Galicia (+9,3%); y Banco Macro (+7,9%).

adrs 13-9.jpg

En la bolsa porteña, por su parte, el índice S&P Merval de BYMA trepó un 5,5% a 80.065,91 puntos, con un volumen récord, y en línea con la trayectoria de los ADRs, luego de marcar una suba máxima del 10,6% y un nivel récord de 83.923,24 puntos en los primeros negocios del día.

Los incrementos más importantes de la rueda en el panel líder los protagonizaron las acciones de Central Puerto (+17,2%); Transener (+10,7%); Pampa Energía (+9,6%); banco BBVA (+9%); Cablevisión (+8,6%); Transportadora de Gas del Sur (+8,3%); Edenor (+8,3%); y Grupo Financiero Galicia (+7,7%).

El volumen operado en acciones fue uno de los más altos de los últimos años: superó los $4.100 millones (56% del total de renta variable), lo que representó una suba del 176% respecto al monto negociado el viernes.

En forma sorpresiva, la oposición de JxC ganó el domingo las elecciones primarias para el Congreso a nivel nacional, que son un fuerte indicador de cómo votarán los argentinos en las elecciones de medio mandato de noviembre. Pero el resultado menos esperado fue la victoria de la oposición en la provincia de Buenos Aires, con triunfo incluido en el GBA, bastión del bloque peronista. Con el 97% de los votos escrutados, obtuvo el 38%, sacando una ventaja de más de 4 puntos porcentuales.

Si bien la jornada arrancó con euforia entre los inversores, las subas en acciones, que rozaron el 20% en Wall Street durante el inicio de la jornada, se fueron desinflando hacia la segunda parte de la rueda, dado que el mercado espera analizar ahora cuáles serán los próximos pasos del Gobierno en materia económica: si radicalizará o moderará sus políticas de cara a las elecciones generales de noviembre.

“Si Alberto se modera un poco, toma decisiones más racionales, cierra el acuerdo con el Fondo y tiene un poquito de suerte, las cosas pueden mejorar para su mandato. El problema es si el peronismo empieza a pelearse internamente y trata de radicalizar muchas medidas, que terminen golpeando la economía”, comentó a Ámbito Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.

¿Qué puede implicar una radicalización de la economía? Para analistas, una política más dura del Gobierno en términos económicos está vinculada: a endurecer el cepo, a impulsar una política monetaria más laxa, o a romper el diálogo con el FMI, lo que podría desembocar en una crisis financiera y cambiaria. De todos modos, por ahora, el mercado no le asigna demasiadas probabilidades a este escenario, aunque no lo descarta.

Por otro lado, operadores remarcan que la sorpresa electoral no fueron los votos cosechados por Juntos, sino los votos perdidos por el peronismo. "Solo en 2009 vivimos una situación parecida, que se revirtió en las elecciones del 2011. Pero ahora el oficialismo no cuenta con la espalda política y económica de esa época, lo cual plantea desafíos enormes a futuro como para aplicar un plan económico que permita reconquistar a sus votantes", analizaron desde Delphos Investment.

Si los resultados del domingo se trasladaran a las elecciones generales de noviembre, el oficialismo perdería seis senadores y nueve diputados, por lo que no tendría quórum propio en ninguna de las dos cámaras, indican analistas.

"Existe un riesgo de radicalización tras los resultados, aunque todavía hay que esperar la reacción del oficialismo ante el mapa electoral, no sólo en términos económicos sino también político, crucial frente a los dos años por delante", dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

A su vez, el economista Gabriel Caamaño indico "los mercados corren tras las PASO y harán una mejora a corto plazo porque existe una oxigenación de expectativas. Por eso, los precios de activos se recuperan. Aunque vienen dos meses de política fiscal por parte del Gobierno".

Más allá de las recientes subas, "los activos argentinos continúan muy baratos respecto a los de la región, principalmente por la incertidumbre económica, política y de la pandemia", consideró Joaquín Marque, director de UG Valores. "Estos resultados electorales ratificaron que lo peor en términos de precios ya pasó, que la tendencia alcista puede continuar, y que para corregir el rumbo será necesario mayor diálogo y consenso entre los diferentes partidos políticos", completó.

Gustavo Neffa, director de Research for Traders y de Fin.Guru, afirmó a Ámbito que “si uno analiza lo que escaló hoy el S&P Merval es muy poco respecto a lo que viene perdiendo en los últimos años, con lo cual puede haber muchas más subas hacia adelante, siempre cuando se confirmen algunas señales que el mercado va a estar esperando de acá a noviembre”.

Entre esas señales, el analista enumera: “Que el gobierno acuse el impacto y sea más ortodoxo, que alcance un rápido acuerdo con el FMI y sobre todo que piense en un recambio en el gabinete, que le oxigene la gestión a Alberto Fernández”.

La fuerte suba de los activos argentinos tuvo, además del efecto PASO, un impulso regional, dado que el principal índice de acciones de Brasil cerró con fuerte alza, motorizado por el clima positivo en los mercados extranjeros, además de la relativa tregua en la tensión político-institucional del país.

El Bovespa subió un 1,8%, a 116.367,90 puntos, habiendo superado los 117.000 puntos en el máximo de la sesión. En el mercado cambiario, el real también terminó la sesión con ganancias, al subir un 0,84% a 5,2236 unidades por dólar.

Bonos y Riesgo País

En el segmento de renta fija, por su parte, los bonos argentinos anotaron fuertes alzas, de hasta más de 7% en el mercado local, lo que llevó al Riesgo País a tocar mínimos desde febrero pasado promediando la jornada.

En ese marco, sobresalieron las subas del Global 2038 (+7,3%); del Global 2035 (+5,5%); del Global 2030 (+5,2%); del Global 2029 (+4%); y del Bonar 2035 (+3,2%).

En Wall Street, los bonos en dólares arrancaron muy tomadores, operando con subas de hasta 2 dólares, pero devolvieron parte de las ganancias a media rueda para finalizar la jornada con alzas de 1,5 dólares promedio en toda la curva.

"Si el oficialismo va a recuperar los votos, la pregunta es cómo lo van a hacer", dijo Ted Pincus de la gestora de fondos Mangart, que tiene su sede en Suiza, posee deuda argentina y participó en la reestructuración del año pasado. "En mi opinión, tendrán que ser más centristas porque, de lo contrario, la moneda va a seguir debilitándose en el mercado negro, lo que creará más miseria", remarcó.

Con todo, el Riesgo País argentino bajó 3,6% a 1.483 puntos básicos, después de tocar en el inicio de la rueda un mínimo en 7 meses de 1.448 puntos.

También mostraron una sólida demanda algunos títulos en pesos que ajustan por CER (inflación): el Boncer 2023 sumó un 2,9%, mientras que el Boncer 2026 ganó un 0,8%.

Por su parte, los bonos en pesos dólar linked operaron en forma dispar, con una baja del 0,4% para el T2V1 y una suba del 0,4% para el TV22.

Dejá tu comentario