Acciones argentinas subieron hasta 6,6% en Wall Street, pero riesgo país superó los 1.900 puntos

Finanzas

Las subas de los papeles argentinos las encabezó Bioceres, ante el salto en el precio del trigo. En la bolsa local, en tanto, el S&P Merval ganó un 1,3%. En cambio, los títulos en dólares cedieron hasta 3,8%, afectados por una marcada aversión al riesgo dada las dudas ante la elevada inflación, más las crecientes tensiones políticas en la coalición de Gobierno.

A contramano del índice neoyorquino S&P500, las acciones argentinas subieron este lunes hasta un 6,6% en Wall Street, en medio de un firme avance en el precio de los commodities, como el trigo y el petróleo. En cambio, los bonos en dólares cedieron hasta 3,8%, afectados por una marcada aversión al riesgo dada las dudas ante la elevada inflación en el país, más las crecientes tensiones políticas en la coalición de Gobierno.

India prohibió las exportaciones del grano para contrarrestar la inflación en alimentos, lo que amenazó con reducir aún más la oferta mundial del cereal en medio de los efectos de la guerra con Ucrania. Así, el trigo trepó más de u$s25 (+5,6%) y concluyó la jornada a u$s458,38 la tonelada.

En tanto, el petróleo subió hasta 3,4% (con el Brent y el WTI arriba de los u$s 114) por el optimismo de que China experimentará una importante recuperación de la demanda, tras los indicios de que la pandemia de coronavirus está remitiendo en las zonas más afectadas.

Ante esa coyuntura, los avances más importantes en la bolsa de Nueva York los anotaron los activos de Bioceres (+6,6%), del banco BBVA (+5,4%); de Transportadora de Gas del Sur (+5,1%); de Loma Negra (+5%); de Grupo Supervielle (+4,7%); y de Cresud (+4,6%).

Y si nos referimos a los más negociados, YPF ganó 4%, Grupo Financiero Galicia, un 2,3%, mientras que Mercado Libre perdió un 0,9%, en sintonía con el índice tecnológico Nasdaq. La caída más relevante del día la sufrió Globant (-5,3%).

Ante este panorama, la bolsa porteña cerró en alza. El índice accionario S&P Merval subió un 1,3%, a 89.964,8 unidades, como parte de un rebote técnico que impulsó una mejora del 3,8% el viernes.

En la plaza local, las alzas de las acciones líderes fueron encabezadas por Grupo Supervielle (5,4%); Cresud (4,9%); Transportadora de Gas del Sur (4%); Loma Negra (3,9%); y BBVA Argentina (2,9%). Por su parte, las caídas de la rueda fueron registradas por Aluar (-2,4%); Transener (-1,8%); Ternium (-0,8%); BYMA (-0,8%); y Grupo Financiero Valores (-0,8%).

En Wall Street, el referencial S&P 500 cerró a la baja (-0,4%), al igual que el Nasdaq (-1,1%), mientras que la excepción fue el Dow Jones (+0,1%). Es que Tesla y otras acciones de crecimiento perdieron terreno después de que datos económicos chinos poco alentadores se sumaron a la preocupación por una desaceleración mundial y la subida de las tasas de interés.

La actividad económica de China se enfrió bruscamente en abril, ya que la ampliación de los confinamientos por COVID-19 cobró un alto precio en el consumo, la producción industrial y el empleo, lo que aumenta el temor a que la economía se contraiga en el segundo trimestre.

Sin embargo, los valores energéticos se vieron favorecidos por el optimismo de que China experimentará una importante recuperación de la demanda tras los indicios positivos de que la pandemia de coronavirus estaba cediendo en las zonas más afectadas. El índice energético del S&P 500 subió hasta un máximo intradiario de 2014, y tuvo el de mejor rendimiento entre los 11 sectores.

Muchos de los valores de crecimiento de megacapitalización de Wall Street bajaron, con Amazon y Alphabet perdiendo terreno y pesando sobre el S&P 500 y el Nasdaq. A su vez, las pérdidas de Twitter se ampliaron después de que Bloomberg informó de que Elon Musk dijo que un acuerdo para comprar la compañía de redes sociales a un precio inferior a sus 44.000 millones de dólares previamente acordados "no estaba fuera de la cuestión". Tesla, que lidera Musk, se hundió casi un 6%.

A los inversores les preocupa que las agresivas subidas de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos para combatir la inflación más alta en décadas puedan llevar a la economía a una recesión. Pese a ello, la tasa del bono a 10 años cayó cuatro puntos hasta el 2,88%.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los bonos argentinos en dólares cerraron con bajas generalizadas, que llegaron hasta el 3,8%, tal fue el caso del Global 2046 (GD46D). Entre los Bonares, las bajas más pronunciadas las anotaron el AL41D (-2%); y el AL35D (-1,7%).

En EEUU, el más castigado fue el Global 2038 que cayó casi 60 centavos de dólar. Así, el precio promedio ponderado de los Globales cerró a pasos de perforar el umbral de u$s30 (en u$s30,06, ante lo cual la tasa (promedio ponderada) se ubicó nuevamente por encima del 22%, en 22,66%.

Frente a ello, el riesgo país sobrepasó con creces los 1.900 puntos, al trepar 2,1% hasta los 1.927 puntos, nuevo máximo desde principios de marzo (el 8 de ese mes cerró a 1.979 puntos).

"Los bonos en dólares no encuentran un driver que los haga revivir y cerraron así muy cerca de sus niveles mínimos históricos", describieron desde el Grupo SBS.

Respecto al segmento de títulos en pesos, los bonos soberanos dólar linked operaron mixtos, levemente tomadores en el tramo corto y medio de la curva, y marginalmente ofrecido el tramo largo (TV24).

Por último, la deuda CER mostró una tímida demanda en las Leceres, que ganaron un 0,2% en promedio, pero retrocedió en el tramo medio (-0,6% en promedio), y largo de la curva (-1,5%) promedio.

"Argentina ingresó en un nuevo régimen de alta inflación, donde las expectativas se corrigen al alza. El BCRA, en tanto, reacciona subiendo las tasas de interés, pero al mismo tiempo acelera la expansión monetaria por asistencia al Tesoro", comentaron desde Cohen.

Dejá tu comentario