Kristalina Giorgieva sobre las criptomonedas: "Es difícil pensar en el Bitcoin como dinero"

Finanzas

Georgieva explicó que 110 países entre los miembros del FMI están en alguna fase de estudio de las monedas digitales de los bancos centrales, y que un reto clave era cómo garantizar la interoperabilidad de dichas divisas.

La directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Giorgieva, afirmó que más de la mitad de los bancos centrales están estudiando cómo lanzar monedas digitales. Lo hizo en el marco de una conferencia virtual organizada por la Universidad Bocconi el día de ayer.

Georgieva explicó que 110 países entre los miembros del FMI están en alguna fase de estudio de las monedas digitales de los bancos centrales, y que un reto clave era cómo garantizar la interoperabilidad de dichas divisas.

Es "muy impresionante lo mucho que la comunidad internacional, los bancos centrales y las instituciones como la nuestra están ahora comprometidos activamente para asegurarse de que, en este mundo en rápida evolución de la digitalización, el dinero sea una fuente de confianza y ayude al funcionamiento de la economía en lugar de (ser) un riesgo", concluyó. En cambio, los "activos de facto" como el Bitcoin no están respaldados por activos que mantengan su valor estable y pueden subir y bajar bruscamente, dijo Georgieva, añadiendo: "En la historia del dinero, es difícil pensar en ellos como dinero".

En contrapartida, calificó a la CBDC como la forma más fiable de moneda digital, dado que cuentan con el "respaldo del Estado" y en general cumplen con las normativas. Afirmó así que la tecnología ofreció a los ciudadanos la oportunidad de realizar transferencias "sin problemas y menos costosas"

"Hicimos una encuesta entre nuestros miembros y fue muy impresionante, 110 países están en alguna fase de lanzamiento del CBDC", aseguró la directora.

Georgieva agregó que las stablecoins "llenan el vacío digital del dinero emitido en forma privada" pero calificó al Bitcoin y a otras criptomonedas de activos más que dinero. Destacó que la volatilidad de los precios es una de las preocupaciones y dijo que la confianza del público así como los marcos legales y reglamentarios serán necesarios para que CBDC despegue.

En su opinión, la principal consideración para los responsables políticos que exploran las monedas digitales es si pueden ser un medio de intercambio en el que el público pueda confiar. Otras consideraciones son si las monedas digitales contribuyen a la estabilidad económica nacional y cómo encajan en los marcos reguladores internacionales, como los que está desarrollando el Banco de Pagos Internacionales.

Actualmente, Bahamas es la única nación que cuenta con una moneda digital respaldada por el Estado: el Sand Dollar, que el Banco Central de Bahamas lanzó en octubre de 2020. Estados Unidos, la principal economía del mundo sigue sin tener grandes definiciones al respecto.

En un reciente informe del FMI pidió a los mercados emergentes y a las economías en desarrollo que "consideren las ventajas de emitir monedas digitales del banco central" en un esfuerzo por garantizar la estabilidad financiera.

Dejá tu comentario