La lira turca se desploma en medio de una fuerte escalada inflacionaria

Finanzas

El Banco Central de Turquía bajó el tipo de interés del 18% al 16% y crece la incertidumbre de mercados internacionales por la incidencia del gobierno turco en el organismo.

El Banco Central de Turquía redujo dos puntos porcentuales el tipo de interés básico, que pasa del 18 al 16%, en medio de la presión por una inflación cercana al 20%.

La baja de dos puntos porcentuales es más pronunciada de lo anticipado por los analistas turcos, que preveían un recorte de entre 0,5 y 1 puntos porcentuales. Esta nueva bajada de tipos se produce a pesar de la creciente presión inflacionaria en Turquía, donde la suba de los precios es actualmente del 19,5 %.

Tras conocerse el anuncio del Banco Central, la lira turca se depreció un 2,6%, hasta su nivel histórico más bajo frente al dólar estadounidense, con 9,45 liras por dólar. Frente al euro, la lira perdió un 2,5 % para situarse en 11,02 unidades, también su nivel más bajo hasta ahora.

Sahap Kavcioglu, el actual presidente del Banco Central, está bajo creciente presión del presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erodgan, quien exige bajar intereses para combatir la inflación, cuando los economistas tradicionales proponen hacer lo contrario. Hace unas semanas, Erdogan cesó a dos gobernadores adjuntos y a un miembro del comité de política monetaria del Banco Central.

Los analistas y mercados internacionales consideran estas interferencias del Gobierno turco un peligro para la independencia del Banco Central.

En marzo, el presidente turco despidió a Naci Agbal, el tercer gobernador del banco central cesado en menos de dos años, y lo sustituyó por Sahap Kavcioglu, un columnista de prensa que comparte la opinión poco convencional del presidente de que los altos tipos de interés impulsan la inflación, en lugar de frenarla.

La lira turca es la peor divisa emergente con mucha diferencia en lo que va de año. Su cotización ha caído hasta la zona de los 0,107 dólares, un descenso de más del 20% desde que comenzó este 2021 (precisamente la inflación se encuentra rozando el 20%, según el último dato). La siguiente divisa en el ranking es el lei rumano con una caída del 6% frente al dólar. Esta gran disparidad es el resultado del desmadre de las finanzas turcas, que a su vez ha llevado al país a registrar unas tasas de crecimiento mediocres para un país emergente en los últimos años.

Dejá tu comentario