Al Gore alertó que los biocombustibles deben "manejarse con cuidado"

Información General

El ex vicepresidente estadounidense Al Gore coincidió ayer en que los biocombustibles son una solución al calentamiento global, pero alertó que su producción debe manejarse con cuidado porque puede encerrar peligros para el medio ambiente y los alimentos que necesita la población.

Gore -convertido en un paladín del medio ambiente y ganador de un Oscar por el documental "Una verdad incómoda"- dijo que "el calentamiento global es un hecho, no una teoría", pero se esperanzó en que "no es tarde para hacer algo al respecto porque la voluntad política es una fuente de energía inagotable".

De visita por segunda vez en la Argentina, para cerrar el Primer Congreso Americano de Biocombustibles que se realizó en un hotel céntrico, Gore destacó que "los biocombustibles han sido recibidos con mucho más entusiasmo en los amaneceres de esta nueva conciencia en cuanto a la destrucción que provoca la acumulación del dióxido de carbono en el planeta".

Gore, ex vice de Bill Clinton y derrotado por George Bush en medio de una polémica cuando quiso llegar a la presidencia, trazó un panorama alarmante de la situación ambiental en el mundo, pero aseguró que "con decisión política" y la utilización de energías renovables el escenario puede revertirse.

Sin embargo, reconoció que "toda solución potencial debe manejarse con extremo cuidado", y advirtió que "el peligro de biocombustibles está dado por el hecho de destruir bosques innecesariamente".

También destacó que "si no se lo lleva con cuidado, se puede disminuir la disponibilidad de alimentos y, como en el caso de México, que los Estados Unidos consuman la gran parte de lo que se produzca", en alusión a lo que está ocurriendo con maíz.

Gore concluyó que la producción de biocombustibles "puede ser la solución a la crisis climática, sin producir daños al medio ambiente".

Indicó que "las nuevas tecnologías están en miras de ser perfeccionadas", y estimó que los biocombustibles "estarán listos para el mercado dentro de 3 a 5 años".

Advirtió que "ésta es la crisis más peligrosa que hayamos enfrentado como civilización", pero consideró que "también hay una gran oportunidad y los biocombustibles representan esa gran oportunidad si se los maneja con cuidado".

"Estamos cambiando la composición del aire, de la atmósfera. Las condiciones cambian por la emisión de dióxido de carbono, haciendo a la atmósfera más espesa y quedan más ondas infrarrojas atrapadas en ella", describió.

Gore, quien utilizó muchas metáforas durante su exposición, sostuvo que "la tierra tiene fiebre", y alertó que "dentro de 50 años ya no habrá nieve en el Parque de los Glaciares en Alaska".

"Con el modelo actual de consumo energético dentro de 45 años, la concentración de dióxido de carbono hará aumentado muchísimo la temperatura", puntualizó Gore, quien precisó que "el año más caluroso fue 2005 y el abril más caluroso de Europa fue el pasado".

También indicó que "en India se registraron 50 grados y Pakistán 52,2", y afirmó que "la temperatura media en este momento está subiendo muchísimo".

Acompañado por una presentación audiovisual didáctica y con una enorme cantidad de estadísticas actualizadas que incluían datos sobre los lugares más remotos del globo, el norteamericano cautivó a una nutrida platea que lo siguió atentamente.

Con los ojos puestos en un auditorio mayoritariamente empresario, Gore alertó que si la industria continúa utilizando el modelo actual de consumo energético, se mantendrán e incluso incrementarán las pérdidas económicas por el aumento de las sequías y las inundaciones.

Durante su disertación, Gore destacó que las compañías que impulsaron modelos "verdes" lograron mayor rentabilidad.

"Pueden reducir la polución y hacer dinero en el proceso", sostuvo, acompañado de una presentación de alta calidad que mostraba los gráficos, las proyecciones y las fotos con las que documentó su análisis.

El ex vicepresidente norteamericano ahondó en las amenazas que supone el calentamiento global -propiciado por la alta emisión de dióxido de carbono hacia la atmósfera- y advirtió que, si el mundo no cambia su modelo energético para no gastar dinero, en algunos años más ya no habrá mundo donde disfrutar la riqueza acumulada.

"Es la crisis más grave que hemos enfrentado como civilización", aseguró, e hizo especial hincapié en la situación de los hielos patagónicos, las altas cumbres andinas y los incendios forestales en el noreste, buscando despertar emociones con la utilización de imágenes familiares para los argentinos.

"Los hielos patagónicos, ustedes los conocen. Siguen siendo hermosos, pero el cambio fue dramático y al oeste de Los Andes comienza el mismo fenómeno", señaló mientras detrás suyo se veían fotos de los glaciares del sur del país.

Para el norteamericano, no cambiar el modelo actual de consumo energético "sería una catástrofe", y alertó: "Si dejamos que eso pase, sería la decisión más antiética e inmoral de la historia".

En ese sentido, desestimó las teorías que sostienen que el calentamiento global es un proceso cíclico -"no es lo que está sucediendo ahora", sostuvo- y destacó que los 10 años más calurosos de la historia, desde que se tiene registro, están dentro de los últimos 14.

Sin embargo, luego de dos horas de mostrar análisis desalentadores, el ex vicepresidente dedicó los últimos minutos de su disertación a explicar cómo puede revertirse la situación.

Gore destacó que tomando una decena de medidas que reviertan el modelo energético puede descender notablemente la emisión de dióxido de carbono que agrava el efecto invernadero.

"Tenemos todo para salvar el mundo, a excepción de la voluntad política. Y me alegra decirles que ese sí es un recurso renovable", destacó.

Desde la platea se pusieron de pie para aplaudirlo el vicepresidente Daniel Scioli; el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Earl Anthony Wayne -con quien Gore se disculpó cada vez que criticó a su país-; los gobernadores Mario Das Neves y Gerardo Zamora; el jefe de Gabinete bonaerense, Mario Oporto; el dirigente Juan Carlos Blumberg y la actriz Nacha Guevara, entre otras personalidades.

Dejá tu comentario