Alto acatamiento en paro de docentes bonaerenses

Información General

Los maestros de la provincia de Buenos Aires cumplieron hoy con un alto nivel de acatamiento el paro por 24 horas dispuesto por el Frente Gremial Docente en reclamo de un aumento salarial que eleve el sueldo mínimo a mil pesos, informaron fuentes sindicales.

Según el relevamiento, realizado por la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y el Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), la medida de fuerza tuvo un acatamiento superior al 96 por ciento en todo el territorio provincial.

En cambio, para la Dirección General de Cultura y Educación del gobierno bonaerense, un 68 por ciento de los maestros se plegaron a la medida de fuerza.

Los docentes se concentraron este mediodía en La Plata, donde marcharon hasta la sede de la cartera educativa, y luego hasta la Gobernación, el lugar en donde se realizó el acto central de la protesta.

Voceros de los gremios precisaron que el relevamiento sobre el nivel de adhesión se realizó sobre cinco distritos considerados "testigo" como son Mar del Plata, Tandil, Coronel Suárez, Avellaneda y Vicente López.

En Mar del Plata, la adhesión a la medida fue del 96 por ciento, en Tandil 98, en Coronel Suárez 99, Avellaneda 95 y en Vicente López el 93 por ciento, detallaron las fuentes.

Los gremios reclaman al gobierno provincial una recomposición salarial que incorpore al salario básico 225 pesos que hoy se perciben como no remunerativos, para que se garantice un sueldo básico de 1.000 pesos.

Sin embargo, esa posibilidad fue descartada hoy por la titular de la cartera educativa, Adriana Puiggrós, quien explicó que elevar el piso salarial a lo que pretenden los gremios "significaría para la provincia un gasto de 1.500 millones de pesos al año".

"Mil pesos para el maestro de base, para el cargo de cuatro horas, significa 1.500 millones de pesos al año para la Provincia. Esto es una suma muy importante y de ninguna manera se puede hacer frente a eso", graficó.

Puiggrós negó que la Provincia haya incumplido el compromiso asumido con los docentes y recordó que a principio de año "hubo un aumento que costó el 35 por ciento del presupuesto y por eso los docentes cobran por un cargo de cuatro horas 840 pesos".

Ratificó además que en el marco de la ley de paritarias, sancionada este año por la Legislatura provincial, "se volvió a las conversaciones con los maestros, tal como habíamos acordado al iniciar el año lectivo".

Sin embargo, los gremios esgrimen que en la primera reunión de paritarias no se abordó el tema salarial, por lo que resolvieron realizar el primer paro del año.

Para el titular del SUTEBA, Roberto Baradel, la medida de fuerza "fue contundente, por lo que esperamos que el Gobierno de la provincia tome nota de esta demanda de los docentes para que nos podamos sentar a discutir y que ese diálogo arroje respuestas concretas".

"Esta es una fuerte demanda de los docentes que este año hemos trabajado con muchas dificultades y problemas, pero que hemos tenido un compromiso fuerte con la educación", dijo en relación al pedido de aumento salarial.

En tanto, la titular de la FEB, Mirta Petroccini, calificó de "masivo" el acatamiento al paro y pidió a la provincia que reclame "mayor coparticipación al gobierno nacional para destinar más fondos al área educativa".

"Hay un gran crecimiento de la economía pero no se traslada a las necesidades básicas que debe atender el Estado, entre ellas la educación, y el rol básico de un estado es redistribuir la riqueza y no sentarse sobre el dinero del superavit fiscal", reclamó.

Además sostuvo que el salario docente "no debe quedar atado a la canasta básica porque los educadores tienen necesidad de acceder a los bienes culturales que son inherentes a la tarea cotidiana que cumplen en las aulas".

La medida de fuerza alcanzó también a los docentes de las escuelas privadas que cumplieron el paro con un 85 por ciento de acatamiento en La Plata y alrededor del 70 en los distritos del Gran Buenos Aires, según informó el gremio que los agrupa.

El titular del SADOP, Juan Carlos Cuyás, explicó que los docentes privados "tienen condiciones de trabajo más precarias que los públicos porque no tienen estabilidad, no tienen carrera docente y es muy fácil desprenderse de un maestro en una escuela privada si está el dinero para indemnizarlo".

Por su parte, el jefe de Gabinete de la cartera educativa, Luciano Sanguinetti, aseguró que la provincia había cumplido con el sector docente y reclamó que los maestros hagan lo mismo con la negociación de paritarias.

El funcionario precisó que "no hay incumplimiento" por parte del gobierno provincial y remarcó que al inicio del actual ciclo lectivo se logró con el sector docente "un acuerdo salarial importante que significó más del 30 por ciento del presupuesto educativo, fueron 800 millones de pesos y se estableció un salario inicial básico de 840 pesos".

"Los docentes deben entender que el acuerdo salarial debe surgir de un acuerdo global y en el marco de paritarias", afirmó e insistió en que "no se puede cerrar un acuerdo con los docentes y desconocer acuerdos en paritarias que se están negociando con el resto de los estatales".

Sanguinetti destacó que con los docentes se había acordado que todo reclamo salarial se canalizaría a través de una negociación paritaria.

"La ley de paritaria docente fue aprobada por la Legislatura hace 15 días y con el Frente Gremial Docente estamos en reglamentación del proceso paritario", sostuvo.

Dejá tu comentario