Fuerte polémica tras muerte de una joven en Caballito

Información General

Una adolescente de 16 años murió cuando se dirigía a una fiesta de egresados, y comenzó a investigarse si el deceso fue consecuencia de la ingesta excesiva de alcohol y pastillas, aunque el padre de la menor ( Fabián) salió ayer a afirmar que su hija era una persona «sana» y que la muerte fue causada por un «edema pulmonar».

El padre de la joven ( llamada Camila) admitió que la menor había tomado «un poquitito de alcohol» antes de morir, pero aseveró que era una adolescente « deportista» y que «no andaba en cosas raras». Como consecuencia del conmocionante suceso, la escuela de Caballito a la que concurría la joven permaneció cerrada por duelo.

En declaraciones radiales, Fabián pidió que «no manchen» el nombre de su familia ya que su hija era «sana» y se dedicaba al «deporte». « Falleció en mis bracitos. No me manchen el nombre de mi familia. Quiero que la dejen descansar en paz», dijo el hombre entre llantos.

  • Desmayo

    Según se indicó, la adolescente se había encontrado con sus amigos en la puerta del colegio para dirigirse a una fiesta de egresados. De acuerdo con lo relatado por testigos, Camila se desmayó en plena calle, por lo que sus compañeros llamaron a la Policía y a la ambulancia, aunque los esfuerzos por reanimarla fueron inútiles, ya que entró en un estado de coma irreversible. «Debe haber tomado algo, no le cayó bien, se descompuso, se desvaneció y el corazoncito no le pudo aguantar. No la pudimos sacar», contó con dolor Fabián.

    Del mismo modo, el hombre afirmó que la autopsia reveló un «edema pulmonar» como causante de la muerte.

    El padre de Camila explicó que ella y sus amigas siempre fueron «chicas sanas», destacó que siempre estaban juntas y les gustaba salir por las noches.

    «Camilita era una chica muy sana, muy deportista, como todas sus amigas. Sus padres son espectaculares», precisó -al tiempo que pidió que «no manchen a las amigas», que practicaban hockey con la fallecida en el club San Cirano-el padre de una de las compañeras de colegio.

    Además, Fabián destacó el trabajo del Instituto Marianista y del club, los cuales le enseñan a «la juventud, que hoy está un poco descarrilada, sobre los peligros de estas cosas».

  • Debate

    Este caso instaló el debate acerca del excesivo consumo de pastillas y alcohol en los jóvenes. Este fenómeno «existe y es lo primero que hay que reconocer», dijo Graciela Touzé, especialista en adicciones. «Lo peor es negarlo o responder con mensajes terroríficos que ya han demostrado que son ineficaces; no se trata de sembrarel terror, sino de reconocerque existe y llevar esta discusión a los jóvenes e informar para reducir los riesgos», reafirmó la doctora. Por su parte, José Barrionuevo, especialista en Adolescencia y Drogadicción, también situó al joven en una sociedad en la que «se estimulan estas salidas individuales, maníacas, 'alocadas'; toda la publicidad marca esa tendencia, la búsqueda del goce, incluso solitario, en medio del aturdimiento».
  • Dejá tu comentario