Denuncian que familias desalojadas por el GCBA de la villa 31 siguen sin recibir respuesta

Información General

El operativo fue realizado hace 15 días sobre un predio en donde se planea construir una escuela. La organización Somos Barrios de Pie pide ayuda.

Familias desalojadas hace 15 días del predio de la villa 31 por autoridades pertenecientes al Gobierno de la Ciudad denunciaron que aún no recibieron respuestas por parte de las autoridades del distrito.

Nucleadas en la organización Somos Barrios de Pie, aseguran que entre los más afectados se encuentran niños y mujeres que fueron víctimas de violencia de género.

"En quince días no recibimos ninguna respuesta ni ninguna solución, estamos en una situación de incertidumbre total desde el primer momento", señaló Rocío Ponce, vecina del sector Cristo Obrero del barrio 31 y una de las delegadas de la toma.

"Nosotros somos ochenta mujeres que sufrimos violencia de género y también violencia habitacional, porque en el barrio (por el Carlos Mugica) no te dan alquiler con chicos. Por eso, el único remedio que encontramos fue tomar ese basural", contó.

El desalojo fue realizado el 30 de septiembre pasado por agentes de la Policía de la Ciudad bajo el propósito de liberar el predio para construir posteriormente una escuela para los chicos de la zona.

Las mujeres participaron de un debate organizado por Somos Barrios de Pie bajo la consigna "Una ciudad feminista e inclusiva, entre casas sin gente y gente sin casas".

En ese marco, acusaron al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de "promover la especulación y el negocio inmobiliario para construir grandes torres que benefician a empresas y perjudican al medioambiente mientras condenan a la indigencia y a la falta de vivienda a miles de familias".

Walter Córdoba, dirigente de Somos Barrios de Pie, aseguró que el desalojo "trastocó toda la vida" de las familias que participaban de la toma debido a que mujeres con hijos fueron llevadas "a paradores en los que no pueden ni cocinar ni lavar y sus chicos y chicas no pueden ir a la escuela porque no cuentan con recursos para trasladarse, por ejemplo, desde Lugano a Retiro".

"Recién el martes pasado, dos semanas después del desalojo, el gobierno de la Ciudad empezó a ofrecer subsidios habitacionales a las familias", cuestionó Córdoba, y además puntualizó que los requisitos para acceder a la ayuda económica de la CABA -de entre 8000 y 13000 pesos- son difíciles de cumplir para los grupos familiares sin techo.

Dejá tu comentario