Primeras pericias arrojaron que el incendio en Recoleta se originó por la sobrecarga de una batería

Información General

En sus primeras conclusiones, Bomberos determinó que el fuego se inició por "la súbita reacción térmica de baterías de litio pertenecientes a un scooter monopatín eléctrico". Cinco personas murieron.

La primeras pericias realizadas por la Oficina de Incendios y Explosiones de Bomberos de la Ciudad determinaron que el fatal incendio en Recoleta que dejó cinco muertos se habría originado mediante "la súbita reacción térmica de baterías de litio pertenecientes a un scooter monopatín eléctrico".

Esa reacción habría estado inducida "por la sobrecarga o descargas excesivas, golpes en celdas o bien exposición a fuentes de calor". Y ese potencial térmico "se transmitió a los elementos con capacidad de arder", lo que dio origen al fuego.

Accidental

Previamente, el fiscal de la causa, Sebastián Fedullo, había revelado que el incendio "habría sido algo accidental" y aseguró que "no hay nada eléctrico y de gas que haya explotado" en el lugar.

Fedullo señaló a los medios que "no hay ninguna estufa, ninguna cocina, ningún calefón y ningún aparato que haya explotado como muchos dijeron" y subrayó que "no hay nada que haya corroborado bomberos en ese sentido".

El funcionario, quien solicitó pericias para determinar las causas del incendio, resaltó que "no hay ningún signo de violencia en la propiedad, ni tampoco se encontró el caloventor del que hablaban" algunos medios de comunicación.

Adelantó que "no hay siquiera pericia preliminar, que con suerte estaría mañana, más un informe final más adelante".

"En principio, reitero, un incendio accidental y la causa obviamente la van a determinar las pericias, no solamente de bomberos, sino de las otras pericias que se están realizando e inclusive las declaraciones que voy a recabar", explicó.

Manifestó que, por lo recabado hasta ahora, "estaba todo habilitado en el edificio", aunque aclaró que no posee "la información escrita". "Después se verá si estaba en regla como refirieron y si hay alguna otra cuestión que analizar", dijo.

Según habían revelado fuentes judiciales a Ámbito, en el informe pericial trabajaron el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, junto a personal de Bomberos, criminalistica y de la empresa eléctrica Edenor.

Evacuación

El fuego se desató a las 5.50, en el departamento del séptimo piso del edificio de Ecuador al 1.026, casi avenida Córdoba, mientras sus ocupantes dormían y rápidamente se expandió al piso superior, obligando a la evacuación y rescate de las personas que habitan en el edificio de 14 pisos y al corte del suministro de gas en toda la cuadra, en forma precautoria.

En el lugar trabajaron ocho dotaciones de bomberos y 22 ambulancias del SAME para controlar las llamas y rescatar a los vecinos.

Las cinco víctimas fatales, tres niños y dos mujeres, vivían en el departamento donde se inició el incendio y que abarcó en forma generalizada un ambiente de 3x10x2,8 metros, una cocina, tres dormitorios y un baño, además de pasillos de la vivienda, según precisaron fuentes policiales, y eran integrantes de la comunidad judía, indicó a Télam el presidente de la AMIA, Amos Linetzky.

incendio en recoleta

"Las cinco personas fueron rescatadas por personal de Bomberos de la Ciudad con vida e inconscientes, dadas las tareas que se hicieron en primera instancia. Fueron entregadas al personal médico del SAME, pero lamentablemente después llegaron muertos a los respectivos nosocomios", informó el subcomandante Pablo Giardina, que encabezó el operativo.

El director del SAME, Alberto Crescenti, sostuvo que "se hizo todo lo que se pudo pero fue imposible por la cantidad de humo inhalado" y agregó que uno de los menores fallecidos también fue alcanzado por las llamas.

El operativo para apagar el incendio y rescatar a todas las personas afectadas demandó más de tres horas y el director del SAME precisó poco después de las 9.30 que en total se asistieron a 35 habitantes del edificio, entre ellas una embarazada, que fueron derivados a seis hospitales porteños: Gutiérrez (en el caso de los niños), Ramos Mejía, Rivadavia, Fernández, Elizalde y Durand.

Crescenti indicó que un hombre de 52 años, internado en el Hospital Rivadavia, se encuentra "en estado delicado" y asistido con respiración mecánica. También se trasladó a tres efectivos de la Policía de la Ciudad al Hospital Ramos Mejía por inhalación de humo y de manera preventiva, ya que fueron los primeros en llegar al lugar y estuvieron a cargo de la evacuación de los vecinos, informó oficialmente el Gobierno porteño.

Poco antes de las 8.30, el jefe de bomberos declaró que la situación del incendio estaba "totalmente controlado" y que los peritos se disponían a comenzar las tareas de investigación correspondiente para determinar las causas que originaron el fuego.

El Gobierno porteño, en tanto, informó que "el edificio contaba con toda la documentación habilitante al día" y los agentes de Tránsito mantenían cortado la circulación en la zona, por lo que se realizaba el desvío vehicular por avenida Pueyrredón.

Dejá tu comentario