Juez que excarceló a Cuevas reveló que su hija murió en un accidente de tránsito

Información General

El juez de Garantías de Morón Carlos Meade, que días atrás dejó en libertad al joven que atropelló a un grupo de adolescentes -uno de los cuales murió- cuando presuntamente corría una picada en Haedo, reveló que su hija también falleció en un accidente de tránsito y aclaró que su función no es que lo "aplaudan".

Meade consideró "legítimo" el dolor de la familia de la víctima fatal del hecho pero aclaró que no puede "decidir conforme a las emociones". "Yo he perdido una hija en un accidente de tránsito. Justo el día que firmé la resolución, se cumplía el aniversario de la muerte de mi hija. A uno cuando lo ponen como juez tiene que dejar los sentimientos aparte y tratar de aplicar la ley honradamente", reveló el magistrado.

En declaraciones a Radio Vorterix, el juez se refirió al caso de la liberación de Diego Cuevas, el joven acusado de participar en la picada mortal y señaló: "Fue un espantoso accidente de tránsito". "Ni la representación de matar estaba presente, ni la voluntad de quien manejaba de terminar con la vida de nadie", argumentó Meade.

Luego del cambio de carátula a homicidio culposo y no doloso, el juez que tiene a su cargo la causa por la picada de Haedo, habló sobre el polémico fallo que dejó en libertad al conductor que atropelló y mató. "Han pedido mi juicio político. No es la primera vez. Los jueces no estamos para que nos aplaudan, sino para hacer cumplir la ley en nuestra legítima interpretación", expresó.

Al respecto, el juez aseguró que "nosotros no somos de acero, por supuesto que estas cuestiones modifican el ánimo, pero no nos pueden condicionar en nuestro trabajo. Yo no me puedo dejar llevar por lo sentimental. Entiendo el dolor de la familia".

El magistrado dijo que tomó "una decisión con los elementos que tenía en ese momento".
"Fue mi interpretación. La voluntad de matar no está presente en este episodio de parte de quien manejaba. Además de la gravedad de este hecho, no advertí el dolo de matar. Eso no impide que un superior sí lo vea, o que el Tribunal lo vea. Yo decidí de acuerdo a mi conciencia", remarcó. De todos modos, aclaró que "eso no impide que mi superior no lo vea".

El hecho ocurrió domingo de la semana pasada, cuando Cuevas, quien presuntamente participaba de una "picada" sobre la avenida Rivadavia, a la altura de Haedo, perdió el control de su Nissan Tiida y atropelló a siete adolescentes que caminaban sobre la vereda. Como consecuencia del impacto, Lautaro Juárez, de 16 años, perdió la vida y otros seis jóvenes de entre 16 y 23 años fueron internados.

Cuevas, de 19 años, fue detenido y quedó a disposición del fiscal de Morón Alejandro Jons. Del auto se secuestró el GPS para verificar la velocidad a la que manejaba, aunque testigos aseguran que iba a unos 150 kilómetros por hora.

Dejá tu comentario