Lincoln: seis horas de tensión por una toma de rehenes en banco

Información General

Un delincuente sexagenario que tomó de rehenes a empleados y clientes de un banco en la ciudad bonaerense de Lincoln, en el centro oeste de la provincia, quedó detenido tras seis horas de tensión y negociación con la Policía.

El fiscal a cargo de la causa Javier Ochoaizpuro dio la orden de ingresar por la fuerza al banco y liberar a los últimos dos rehenes que quedaban, ya que el delincuente no declinaba su actitud.

Durante el procedimiento de ingreso a la sucursal Santander Río, el jefe del operativo del Grupo Halcón resultó herido por lo que fue llevado de urgencia al hospital local y luego iba a ser trasladado al Hospital Churruca.

Según lo confirmó el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, el jefe del Grupo Halcón sufrió serias heridas al explotar la granada de expansión con la que se inició el rescate de los rehenes.

Matzkin confirmó además que el delincuente fue detenido, mientras que los dos últimos rehenes fueron trasladados a un sanatorio local para su observación.

A su vez, destacó la participación de ambos rehenes en el desarrollo del operativo, al mencionar al policía de consigna que egresó hace cuatro meses y a la mujer con quien mantuvieron permanente comunicación telefónica, desde su lugar de escondite.

El hecho comenzó pasadas las 14:30 de este viernes en la sucursal ubicada en avenida 9 de Julio 128, de Lincoln, donde el delincuente, identificado como Naldo Martínez, ingresó con dos armas un rato antes del cierre de la entidad.

Allí, pidió el dinero de las cajas, cometió el asalto y cuando el policía de consigna accionó la alarma, tomó de rehenes a los pocos clientes que quedaban dentro de la sucursal y a los empleados del lugar.

Rápidamente se hizo presente personal de la comisaría local y luego efectivos del Grupo Halcón que continuaron la negociación que había comenzado la auxiliar fiscal Claudia Ezeiza.

Se supo que cerca de las 17:00 el asaltante liberó a cuatro personas y una hora más tarde, habría liberado a otras dos más, por lo que adentro del banco quedaba el policía y la mujer que se había escondido.

Mientras las víctimas iban siendo liberadas, fueron asistidas por los médicos y por un equipo de psicólogos.

El banco está situado a pocos metros de la plaza central de Lincoln y al frente de la sucursal funciona un jardín de infantes que tuvo que ser evacuado.

El intendente de Lincoln, Jorge Fernández, contó al canal de noticias TN que ni bien se conoció el hecho se desplegó el operativo de seguridad que ordenó el ministro de Seguridad Alejandro Granados.

"Es un hecho sorprendente y no estamos acostumbrados a estas cosas. Al menos sabemos que habría seis personas y no sabemos quien es el delincuente y menos si es o no de Lincoln", señaló Fernández a poco de comenzada la toma.

• Una rehén escondida, el enlace

En el momento en el que el delincuente ingresó al banco, una empleada se escondió en una oficina del lugar y durante toda la tarde se comunicaba con su madre y con los investigadores por mensaje de texto.

Desde su escondite, la mujer brindaba información del estado emocional del delincuentes y de la situación dentro del banco.

También se dio a conocer que durante la negociación, el hombre habría solicitado un auto para poder irse y que tendría antecedentes penales por causas de delito contra la propiedad.

"En un momento, nosotros habíamos detectado que la rehen estaba en el baño y corría serio riegos de vida y ya había pasado varias horas por eso el fiscal decidió dar la orden de entrar", informó Matzkin.

En el lugar estuvieron presentes el fiscal general de Junín, Juan Manuel Mastrorilli y el fiscal en turno, Javier Ochoaizpuro.

Dejá tu comentario