¿Los cabezasos en el fútbol pueden generar daño cerebral?

Información General

Aunque no lo parezca, el fútbol puede generar dos tipos de traumatismo craneoencefálico como deporte de contacto. ¿De qué se tratan estas lesiones que llevaron a que se prohíban los cabezasos en ligas infantiles?

Hoy en día se está hablando mucho del riesgo de los cabezasos en el fútbol, llegando a que en ciertos lugares como el Reino Unido y la provincia de Santa Fe estén probando su prohibición en las ligas infantiles.

El fútbol puede generar dos tipos de traumatismo craneoencefálico: Por un lado, como es un deporte de contacto, pueden existir los traumatismos involuntarios cómo los golpes en la cabeza contra otro jugador, la pelota o el suelo, que pueden tener una pérdida del conocimiento asociada. Este tipo de traumatismos, más allá de su efecto crónico acumulativo en el cerebro, tienen mayormente un efecto agudo en forma de conmoción cerebral, pudiendo en algunos casos más severos tener como consecuencia otras lesiones cerebrales graves cómo una contusión cerebral o un hematoma dentro de la cavidad cráneal. Estos últimos pueden llegar a requerir tratamiento neuroquirúrguco.

image.png

Por otro lado, el otro tipo de traumatismo craneoencefálico que puede existir en el fútbol es el golpe voluntario de la cabeza contra la pelota, es decir, los cabezasos. A pesar que en algunos casos vemos que también pueden generar una pérdida del conocimiento, no es tan frecuente. Este tipo de traumatismos en general no tienen un efecto agudo, sino que es el microtrauma cerebral repetido el que va causando el daño de este órgano en forma crónica.

Algunos estudios mostraron que la ejecución repetida de cabezasos con el paso del tiempo pueden generar una Encefalopatía Traumatica Crónica. Ahí radica el riesgo de esta práctica habitual del fútbol.

La Encefalopatía Traumática Crónica está descripta para otros deportes de contacto también, cómo el boxeo o el fútbol americano, en los que es más frecuente debido a que obviamente son mucho más frecuentes los traumatismos de cráneo repetidos. Esta se debe al daño cerebral acumulativo de los traumatismos y puede generar síntomas como demencia progresiva, alteración de la memoria, agresividad y hasta parkinsonismo. Lamentablemente, este daño cerebral no puede revertirse, sino que se tratan los síntomas que produce.

Teniendo esto en cuenta, no es descabellado que se trate de evitar el daño cerebral crónico que podrian conllevar los cabezasos repetidos, aunque este genere un cambio grande en la práctica de este deporte que todos conocemos con las reglas clásicas.

Dr. Damián Bendersky (M.N. 130405). Neurocirujano (Instagram: @consultoriodedolor, web: www.consultoriodedolor.com.ar).

Dejá tu comentario