Por primera vez implantan un ojo impreso en 3D

Información General

Tras los primeros órganos impresos, entre ellos la piel y los huesos, se sumó un implante ocular en Gran Bretaña.

Un hombre británico se convirtió en el primer paciente del mundo al que se le colocó un ojo impreso en 3D, según informó el Hospital Moorfields Eye de Londres.

La prótesis es la primera ocular totalmente digital creada para un paciente, en este caso, Steve Verze, de 47 años.

La impresión 3D nació hace unos 25 años en Estados Unidos y avanzó mucho en los últimos tiempos, incluso en el campo de la medicina: huesos, órganos y tejidos reproducidos que ya están comenzando a ser utilizados en pacientes en todo el mundo.

La velocidad de la producción, además de los beneficios para los pacientes, son los elementos que podrían favorecer cada vez más su uso de impresiones 3D en medicina.

También lo explicaron desde el Hospital Londoner: "Los ojos protésicos acrílicos tradicionales están pintados a mano y tardarán aproximadamente seis semanas en completarse. Con impresión 3D, una vez escaneada, la prótesis se puede imprimir en dos horas y media. Luego se envía a un oftalmólogo para ser terminada, pulida y adaptada. El proceso total lleva solo dos o tres semanas".

En 2012, una mujer belga de 83 años recibió su primera mandíbula en el mundo producida por una impresora 3D, mientras en 2013 se obtuvieron los primeros tejidos artificiales que se comportan como los vivos. También en 2013 fue el turno de la oreja.

En 2014 le tocó el turno a una tráquea impresa a partir de células del paciente.

Los primeros bronquios artificiales impresos en laboratorio también se remontan a 2014, al igual que los vasos sanguíneos sintéticos.

En 2020, desde la Universidad de Tel Aviv, llegó el primer corazón con células extraídas directamente del paciente.

Es de tamaño pequeño y las células aún no aprendieron a contraerse sincrónicamente, pero para los investigadores israelíes, el camino es el correcto.

La impresión 3D también hizo su debut en Italia y ya tiene algunos récords: en octubre de 2019, en el Instituto Ortopédico Rizzoli di Bologna, fue reconstruido por primera vez en el mundo, un tobillo entero con una prótesis hecha a medida impresa en 3D en un paciente de 57 años.

El pasado mes de junio, en la Fundación Policlínica Gemelli de Roma, se implantó, en un hombre de 49 años, por primera vez en el mundo, un nuevo tipo de prótesis de rodilla realizada con una impresora 3D.

Temas

Dejá tu comentario