SUBE: kiosqueros de todo el país no cargarán el plástico por tres días

Información General

La medida se da en reclamo de un mayor margen de ganancia. Comenzará mañana y se extenderá hasta el próximo jueves.

Kiosqueros de todo el país anunciaron una medida de fuerza de 72 horas en reclamo de un mayor margen de ganancia en el servicio de la carga de la tarjeta SUBE. El martes 28, el miércoles 29 y el jueves 30 de junio, no cargarán la tarjeta a los usuarios del transporte público.

Ana Laura Gil, desde la cámara de kiosqueros, confirmó desde el móvil de AIRE que en Santa Fe la mayoría de los comerciantes del rubro va a acatar la medida. La entrevistada destacó que representa un desequilibrio los gastos en cuanto a equipamiento y recurso humano que afrontan los kiosqueros contra la ínfima ganancia que obtienen por prestar el servicio.

Ana Laura Gil, representante de la Cámara de Kiosqueros de Santa Fe. En una entrevista con AIRE, Ricardo Mascheroni, delegado la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (Ukra) en Santa Fe, sostuvo que el reclamo no es nuevo. "El margen de ganancia para el kiosquero que brinda el servicio es ínfimo y además tiene que comprar los insumos. Estamos trabajando sin ningún tipo de ganancia", sostuvo el delegado de Ukra Santa Fe en diálogo con el sitio airedesantafe.

Finalmente este viernes por la noche, desde la Cámara de Kiosqueros de Santa Fe, a través de su cuenta de Instagram, confirmaron la retención del servicio. Reclaman un margen digno de ganancias para las familias kiosqueras. La medida de fuerza se realiza "para que se termine la especulación con las tarjetas de Sube, por un valor único en todo el país de las tarjetas, para que las empresas monopólicas no destruyan el sistema. Por esos motivos debido a la falta de respuestas del Estado Nacional vamos al Paro con el servicio de carga de Sube martes 28, miércoles 29 y jueves 30 apoyemos a los colegas de todo el país" explicaron.

Los comerciantes de Santa Fe adherirán a la medida nacional. "Apoyamos el reclamo de los colegas", afirmó Mascheroni que explicó que empresarios del transporte de Mar del Plata se sumarán a la protesta en reclamo del faltante de tarjetas Sube, un inconveniente que genera problemas en el servicio.

Ganancias ínfimas y costos altos

Los kiosqueros desde hace años reclaman que se les mejore la comisión de 0,5% que obtienen por los montos derivados de cargar. Con tal porcentaje, no cubren ni mínimamente los costos de la prestación y por norma están imposibilitados de aplicar un costo adicional porque de lo contrario aseguran que se modificaría el costo del transporte. En el lapso que se extienda el reclamo, los comerciantes no venderán ni cargarán los plástico que se utilizan para viajar en el transporte público de pasajeros. "Aún no se definió la fecha porque tratamos que no genera mayores inconvenientes", sostuvo el entrevistado.

"No hay un precio obligatorio porque se generaron cadenas de intermediación que son muy concentradas y se vende en determinada cantidad a un precio irrisorio", afirmó Mascheroni.Respecto a la problemática que se registró con la disponibilidad de los plásticos, Mascheroni explicó que a diferencia de lo que pasaba en años anteriores, hoy la comercialización de las tarjetas se concentran en pocas manos. Esta situación colabora a que no haya un único valor para su adquisición y se registren precios irrisorios que llegan en algunos casos a los $300 pesos. "No hay un precio obligatorio porque se generaron cadenas de intermediación que son muy concentradas y se vende en determinada cantidad a un precio irrisorio", afirmó el comerciante. Mascheroni explicó que hoy las tarjetas Sube pueden encontrarse en grandes cadenas de supermercados, por ejemplo, ya que estas empresas cuentan con poder de compra, acopio y comercialización.

Dejá tu comentario