Primera jornada de De Niro en Buenos Aires: almorzó bife de chorizo con los técnicos

Información General

La mega estrella de Hollywood Robert De Niro concluyó su primer día de filmación con Brandoni. Se lo pudo ver en la esquina de Rivadavia y Matheu.

Robert De Niro trabajó la friolera de 12 horas y culminó la jornada almorzando con los técnicos, sin ninguna actitud de divo, según recalcaron, y pidiendo un clásico bife de chorizo con flan.

Incluso, según trascendió, el actor de "Taxi driver" pretende que le enseñen a insultar en "argentino" en esta, su segunda estadía en el país, luego de haber filmado "La Misión", en 1981.

Según se informó, De Niro pasó 12 horas grabando escenas de “Nada”, la serie que protagoniza Luis Brandoni, en la que interpreta a un amigo que llega del exterior con un libro salvador que tal vez pueda sacar al crítico gastronómico argentino de un momento de depresión y falta de creatividad.

La prolongada jornada de filmación transcurrió en una casona de barrio Congreso y lo que, al menos por ahora, celebran los actores , productores y directores es la absoluta falta de divismo de un auténtico divo como es el actor de “Taxi driver”.

Cuando llegó la hora de cortar para almorzar y todos esperaban que se apartara para compartirlo con Brandoni, se quedó con todos los técnicos, tendieron una mesa larga y disfrutaron de un buen bife de chorizo con ensalada.

Como el resto, o al menos la mayoría, eligió un flan con dulce de leche, trascendió.

La serie que dirige la dupla Mariano Cohn-Gastón Duprat tendrá cinco capítulos y como el neoyorquino hace de un hombre muy viajado en sus diálogos con Brandoni alternará el inglés, el italiano y algo de español.

Robert se pasó los momentos de descanso pidiendo que le enseñen a insultar en español, pero especialmente en “argentino” , por lo que seguramente se marchará cuando concluya su labor convertido en un verdadero experto.

En cuanto al vestuario que usó en su primer día de labor en Buenos Aires, como las escenas corresponden a distintos momentos de los cinco episodios, se lo vio en pijama, con una bata de seda y con un saco.

La normalidad con la que trabaja y se desplaza desmiente las inquietudes que generó en algunos cuando trascendió que para venir al sur del sur había solicitado avión privado, seguridad y alojamiento para él y Tiffany, su nueva pareja, en el Four Seasons.

De Niro ha visitado Buenos Aires en varias ocasiones y asegura que es una de sus favoritas en el mundo, lejos de Nueva York que para él no tiene comparación, pero cerca de París, a la que visita seguido y donde tiene un par de restaurantes.

Dejá tu comentario