"Situación sanitaria es muy frágil"

Información General

«La situación sanitaria de los agroalimentos es una de las más frágiles de los últimos años.» Con esta frase, alarmante, Susana Merlo, productora agropecuaria y ex subsecretaria de Alimentación y Mercados, sintetizó el deterioro que, a su criterio, existe en las políticas emanadas desde la secretaría de Agricultura, y aplicados por el SENASA, el organismo encargado de controlar y fiscalizar los alimentos que se exportan. Agregó un dato no menor: «El organismo sanitario no debe recibir presupuesto del sector privado. Los controlados no pueden pagarle a los controladores, vía aranceles, porque la entidad pierde credibilidad».

Periodista: ¿Cuál es su opinión sobre la situación sanitaria hoy en la Argentina?

Susana Merlo: La situación sanitaria global de la Argentina es una de las más frágiles de los últimos años. No sólo por el estancamiento, sino por el retroceso en varios frentes, como el resurgimiento de brotes de sarna, rabia, el avance que están registrando la garrapata y el picudo del algodonero, la ampliación de la distribución de la roya de la soja, etc. Y sin hablar del tema más mediático como puede haber sido la reaparición de la aftosa a principios de este año.

P.: ¿Por qué sucede esto?

S.M.: El retroceso es muy difícil de justificar. Hay técnicos de primera línea, hay muy buenas facultades y bastante presupuesto. La única justificación parte, por un lado, de que la actual conducción política no ha tomado a la sanidad animal y vegetal como una política de Estado. Y que a partir de eso no hay una política integral para este sector. La conducción actual, prácticamente en toda el área de Agricultura, de la cual depende el SENASA, evidentemente es algo más que « flexible», con lo cual no hay avances estratégicos. No existe la conciencia de lo que representa esta área de gobierno.

  • Preocupaciones

    P.: ¿Cómo ve la actitud de los productores frente a esta realidad?

    S.M.: Tienen dos preocupaciones. Una, la de los distintos problemas sanitarios que deben enfrentar. Y la otra es la creciente burocracia y los costos. Y acá se plantea uno de los grandes conflictos que es el arancelamiento masivo que ha tenido la mayoría de las acciones que debe ejercer el SENASA. El gran conflicto es entre presupuesto público o presupuesto privado. Para que el organismo sea independiente, ecuánime, no sospechado, no puede estar pago por el propio sector que debe ser controlado. Porque si el controlado le paga al controlador es muy difícil no sospechar.

    P.: ¿Ese deterioro podría derivar en un cierre de mercados?

    S.M.: De hecho ya derivó en eso y si no fue más grave en algunas situaciones, como en el caso de la carne vacuna, fue porque la estrechez de oferta que presenta el mercado internacional provocó cierta «flexibilidad» por parte de algunos países de Occidente. ¿Alguien explicó lo que pasó con la aftosa en febrero de este año? Y vuelvo a este tema porque es el más emblemático donde quedaron en evidencia todos los déficits del sistema. Se repite una situación de un brote aftósico más grave que el de principios de 2000 porque en ese momento no se vacunaba. Pero cuando se produce el rebrote de este año se suponía que el rodeo nacional había recibido 500 millones de dosis de vacunación durante 5 años.

    P.: ¿Y entonces cuál es su hipótesis?... ¿Qué pasó en Corrientes?

    S.M.: No soy la que tiene que explicar qué pasó en Corrientes. Hay autoridades nacionales y sanitarias y hay Justicia. Lo que sí se sabe es que hubo un informe al mes de diciembre del organismo sanitario donde no se detectaba actividad viral en la región, donde a los 40 días se detectan animales afectados con lesiones viejas, donde supuestamente la vacuna no falló, donde no se dejó a ningún veedor internacional llegar a la zona afectada. Esto generó un conflicto con Uruguay porque no pudieron ir a la zona. Y donde en un trámite sumarísimo, como pocas veces se ha visto, la Justicia Federal dictaminó en 23 días que no había elementos para considerar que había habido contrabando. Entonces la pregunta que surge es ¿si no había actividad viral en la zona y no hubo contrabando, cómo se produjo el brote? ¿Por generación espontánea? La pregunta aquí sería ¿cuánto falta para el próximo brote?
  • Dejá tu comentario