11 de diciembre 2007 - 00:00

Temporal provocó graves destrozos

La imagen es testimonio de la ferocidad del temporal que se registró en la mañana de ayer y causó graves trastornos.
La imagen es testimonio de la ferocidad del temporal que se registró en la mañana de ayer y causó graves trastornos.
Un temporal de lluvia y fuertes vientos azotó ayer a la Capital Federal y el conurbano; provocó la caída de árboles, dejó dos personas con heridas leves y causó grandes inconvenientes, en especial con el tránsito y el servicio de trenes.

Como consecuencia de la caída de árboles -provocada por los fuertes vientos-, uno que se precipitó sobre un taxi, causó heridas sus integrantes, una pareja mayor.

Este caso se produjo en la avenida Entre Ríos al 1000, a metros del cruce con la calle Carlos Calvo. Los dos ocupantes del auto fueron derivados al hospital de la zona para su atención.

El fenómeno meteorológico causó la suspensión del servicio eléctrico de la ex línea Roca por la caída de ramas sobre las vías, en tanto se produjeron anegamientos en algunos puntos de la ciudad, como en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Del Libertador.

  • Consecuencia

    Por otro lado, en Villa Celina, en el norte del conurbano, un cartel de publicidad se desmoronó del techo de una fábrica sobre dos casas y parte de un taller mecánico. Milagrosmente, de acuerdo con lo indicado por fuentes policiales, no se registraron heridos. También se precipitaron árboles y ramas en San José y Avenida de Mayo, mientras que en la esquina de Alvarez Jonte y Bolívar voló un tinglado por el fuerte viento.

    A partir de las 5 de la madrugada creció la intensidad de los vientos, provocando que cayeran árboles en varios puntos de la ciudad. En Palermo, sobre la avenida Scalabrini Ortiz y Honduras, un árbol cayó sobre un auto, en tanto en Aráoz entre Lerma y avenida Córdoba otro cayó sobre la calzada; en Avenida Figeroa Alcorta y Juez Tedín, en Palermo, también se prodjo otra caída.

    Si bien para el resto de la jornada se preveía la posibilidad de lluvias aisladas, las precipitaciones cesaron poco antes de las 10 de la mañana y el sol apareció con intensidad a partir del mediodía.

    Como consecuencia de estos árboles caídos, y los anegamientos y destrozos provocados por el fuerte viento, el tránsito matinal se hizo tedioso y hubo zonas intransitables.

    En tanto, para hoy, el Servicio Meteorológico Nacional anticipó que habrá buen tiempo, que el cielo estará despejado en otro día diáfano como los anteriores. La temperatura mínima será de 13° y la máxima de 28°.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar