Récord de inscripciones al CBC: creció 32% en el último año (a pesar de la pandemia)

Información General

Lo atribuyen a la deserción que hubo los primeros seis meses del año. Y a que el home-office generó más tiempo libre que muchos dedican al estudio. Además creen que los vaivenes económicos afectaron y generaron una migración de lo privado a lo público, aunque eso se verá reflejado aún más el año que viene.

La pandemia por el coronavirus generó un cambio en los hábitos y costumbres de todos. Nadie hubiese pensado a principio de año que en 2020 las clases serían online y que el home-office pasaría a ser parte de la rutina. Lo cierto es que estas modalidades llegaron para quedarse y ya se reflejan en números. Según datos brindados por la Universidad Argentina de Buenos Aires (UBA) en la segunda mitad del año hubo un récord de inscripciones al CBC, con un alza del 32% en comparación a los registros del mismo periodo del 2019. ¿La explicación?: desde mayor tiempo libre, que muchos eligen invertirlo en estudio, hasta una migración, aunque por ahora leve, de las instituciones privadas a la pública como consecuencia de los vaivenes económicos.

Los números que tenemos hoy en las inscripciones al CBC para mitad de año, se reflejan también en un aumento a las inscripciones de carreras de grado como por ejemplo en Exactas. Es una tendencia que mostró un incremento muy considerable a las cifras tradicionales que se manejan habitualmente”, explicó al diario Ámbito Financiero Catalina Nosiglia, Secretaria de Académicos de la UBA. Para la especialista los números tienen que ver con una decisión postergada. “Muchos de los alumnos no se inscribieron el primer cuatrimestres esperando que la cuarentena pase y con la posibilidad de arrancar de manera presencial a mitad de año, sin imaginar que la realidad iba a extenderse durante tantos meses”, indicó Nosiglia.

En América Latina, previo a la pandemia, sólo el 19% de las carreras a nivel universitario se dictaban online. Mientras que en Argentina ese número estaba muy por debajo: el 5,6% ofrecía esta modalidad en carrera de grado y un 3,2% lo hacía en el caso de posgrados. “Nuestros alumnos no están acostumbrados a la modalidad virtual, es muy probable que muchos postergaran el inicio de las clases esperando poder hacerlo presencial, pero al ver que esta situación llegó para quedarse se amoldaron al nuevo contexto”, argumentó la especialista de la UBA.

Los números muestran que en el segundo semestre de este año se inscribieron 15.186 personas al Ciclo Básico Común, mientras que en 2019 ese número había sido de 11.475, un 32% menos. De ese total 6643 son mujeres, mientras que 4832 son hombres. Medicina al igual que el año pasado encabeza el número de inscripciones con 4808 aspirantes a la carrera, seguido por Psicología (2185) y Ciencias Económicas (1501).

Gráfico Ingreso CBC 2020

“Una de las hipótesis que manejamos es que la gente tiene más tiempo libre ya que muchos están bajo la modalidad del home-office y dedican menos tiempo en traslados. Un beneficio que tiene las clases en modalidad online”, explicó la especialista de la UBA. “La modalid virtual lo que hace es personalizar la enseñanza”, indicó Nosiglia como un factor fundamental, que poco a poco toma adeptos. “Si bien no considero que la principal causa sea una migración de alumnos de universidades privadas a públicas, puede ser un tema que también influyó por la crisis económica que golpea a ciertos sectores de forma más fuerte”, describió.

En cuanto a una migración de alumnos de institutos privados a públicos, desde la Universidad de Belgrano aseguran que si bien no hay aumentos significativos en referencia a número de vacantes tampoco evidencian bajas respecto al año pasado. “Por ahora los números son similares, los alumnos que nos eligen buscan poder hacer intercambios con facultades del exterior y que sus títulos sirvan en otros países del mundo, dos de las principales características de nuestra universidad”, sostuvo Claudia Altieri directora de Comunicación de la Universidad de Belgrano.

Si bien Altieri reconoció que hubo deserciones durante el primer semestre del año, ni bien se decretó el aislamiento obligatorio, aseguró que esos números pudieron reducirse “con la capacitaciones de los docentes y la creación de una mesa de ayuda destinada a brindarle tutores a los alumnos”, explicó.

Para Catalina Nosiglia los cambios más notorios se darán el año que viene: “se espera que en 2021 haya un aumento de matrícula pública sobre todo en CABA y en donde el sistema de universidades privadas esté extendido”, indicó. Hoy el 80% de los alumnos universitarios, a nivel nacional, se forman en institutos públicos, mientras que el 20% restante lo hace en privados. “El desafío para la UBA va a ser el año que viene. El sistema de clases online llegó para quedarse y no hay dudas que es más fácil aplicarlo en los rangos universitarios”, sostuvo la especialista. “Los docentes no estaban capacitados para enseñar de forma virtual. Esta año brindamos capacitación a 22 mil profesores, mientras que en 10 años sólo 9 mil docentes habían buscado perfeccionarse en herramientas virtuales”, graficó la especialista que concluyó que “estos cambios llegaron para quedarse”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario