Viernes violento: tiroteos, incendios y asesinatos en Capital y GBA

Información General

Un joven de 28 años fue asesinado a quemarropa delante de su esposa y sus hijos pequeños, en una vivienda del barrio porteño de Villa del Parque.

"Justicia, justicia, justicia", pidió esta mañana entre lágrimas Mary, la suegra del joven asesinado brutalmente de un balazo en el pecho, cuando anoche, a última hora, abrió la puerta de su casa minutos después de que se fuera un chico que había hecho un "delivery".

Los tres delincuentes - que luego habrían escapado hacia un asentamiento cercano- interceptaron al joven que había hecho el delivery y tocaron nuevamente el timbre de la vivienda, ubicada en la calle Lascano al 2300, en esta capital.

"Hacía dos segundos se había ido el chico del delivery que había traído una pizza y volvieron a tocar el timbre. Por eso él abrió la puerta y ahí le pegaron el balazo", contó la suegra del muchacho, al hablar esta mañana con la prensa en la puerta de la vivienda.

La Policía confirmó la forma en que se desencadenaron los hechos y ratificó que todo se produjo poco después de que se fuera de la casa un joven que había entregado una pizza.

Los delincuentes -quienes hasta ahora no habían podido ser identificados- asaltaron al joven que estaba en una moto y lo usaron como "carnada" para luego intentar entrar a la casa de la víctima.

En ese momento, tocaron el timbre y el joven -llamado Federico- salió a atender: según dijo el comisario Pedace, allí "lo mataron a sangre fría".

Según vecinos de la zona, los delincuentes podrían haber escapado hacia un barrio ubicado en las inmediaciones de la casa del joven asesinado, conocido como "La Lechería".

En moreno, el sereno de un supermercado fue asesinado de dos balazos en la cabeza durante un asalto al local, de donde delincuentes robaron cerca de 4.600 pesos, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió ayer entre las 19.30 y las 20 en el supermercado situado en ruta 23 y colectora Gaona, donde trabajaba como sereno Miguel Angel Ricciardi.

El hombre fue atacado a los pocos minutos del cierre del comercio y cuando ya se habían retirados todos los empleados del lugar.

La policía procuraba localizar a los autores del ataque, en tanto la causa judicial quedó a cargo de la Unidad Funcional 9 de Moreno, a cargo de Mariano Navarro.

Por otro lado, esta madrugada en Villa lugano un sargento de la Policía Federal murió luego de que le arrojaran una piedra contra el parabrisas de su camioneta y chocara violentamente contra otro vehículo.

Según señalaron fuentes de la fuerza el episodio se produjo alrededor de la 1:30 de la madrugada en la avenida Piedrabuena y la calle Zuviría, en esta capital, por donde se desplazaba el policía a bordo de una camioneta.

En el choque posterior al ataque que sufrió el efectivo, tres personas que viajaban en el otro vehículo sufrieron heridas y tuvieron que ser internadas en el Hospital Pirovano.

El efectivo atacado sufrió "hundimiento de cráneo" como consecuencia del violento impacto y en principio fue trasladado en un helicóptero hacia el Hospital Churruca, en el barrio de Parque Patricios, aunque al llegar al centro asistencial murió, de acuerdo con lo señalado.

El sargento fallecido se desempeñaba en la seccional 42 de la Policía Federal, mientras que en el caso intervino personal de la comisaría 48, que tiene jurisdicción en la zona donde se desencadenaron los hechos.

Los voceros indicaron que no se pudo identificar a quienes arrojaron la piedra, aunque tienen la sospecha de que fue para obligar al policía a detener la marcha y asaltarlo.

En Mataderos, un joven armado con dos pistolas quedó herido hoy tras tirotearse con un suboficial de la Policía Federal cuando intentó asaltar, junto a otros dos cómplices también detenidos, una agencia de autos informaron fuentes policiales.

El episodio ocurrió pasado el mediodía en la avenida Emilio Castro al 6.300, donde ingresó un ladrón que intentó asaltar el comercio, mientras otros dos cómplices lo aguardaban en un automóvil que actuaba como apoyo.

Esta actitud fue vista por un suboficial de la comisaría 42 que dio la voz de alto, por lo que se generó un tiroteo durante el cual quedó herido el delincuente.

En el comercio, la policía secuestró dos armas calibre 22 con las cuales había ingresado a robar el delincuente, mientras que el herido fue trasladado al Hospital Santojanni, en donde quedó internado y con custodia policial.  

Los investigadores dijeron que el ladrón detenido ya había asaltado el mismo comercio en otra oportunidad, de acuerdo a lo que relató el encargado del local.

La policía también detuvo a otros dos delincuentes que actuaron como campana y se hallaban dentro de un automóvil en el cual pensaban escapar tras concretar el robo.

Otro delincuente asaltó una casa de decoración en La Plata de donde se llevó dinero y objetos de valor, pero antes de huir pretendió prenderla fuego con la dueña y la empleada en su interior, informaron fuentes policiales.

El caso que se conoció hoy, ocurrió ayer en un local ubicado en la Plaza Paso, de La Plata, cuando la dueña del comercio, llamada Marisa Sibretti, de 45 años, se encontraba en el negocio junto a su empleada, de 25 años, cuya identidad no trascendió.

En ese momento, un hombre ingresó al local y, tras simular realizar una consulta, extrajo un arma blanca y tomó del cuello a la empleada.

Luego, exigió la entrega del dinero existente en el local, informaron fuentes policiales.

Aterrada, la dueña del local no se opuso y entregó la recaudación del día, tras lo cual el ladrón llevó a ambas mujeres al baño del local y las encerró.

El delincuente revisó el comercio en busca de otros objetos de valor que sustraer y, antes de huir, prendió fuego en una pequeña cocina ubicada en los fondos del local.

Un repartidor que transitaba por la zona vio el humo e ingresó con un matafuego, detalló la policía.

El hombre sofocó el siniestro y rescató a las dos mujeres, quienes sufrieron un shock nervioso.

En tanto, la policía aún no pudo dar con el delincuente

En la localidad bonaerense de Bernal, una mujer fue gravemente herida de un balazo en la cara al ser sorprendida por dos delincuentes que intentaron robarle su automóvil, en momentos en que esperaba que su hija saliera de la escuela.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió anoche en la calle San Martín, entre Lamadrid y Liniers, de esa localidad del sudeste del Gran Buenos Aires.

La víctima fue identificada oficialmente como Adriana Rotchen, de 39 años, quien se encontraba dentro de su Suzuki Fun, esperando por su hija adolescente.   

En ese momento, los sujetos abordaron el auto por la fuerza y, a punta de pistola, le pidieron que entregara todas las pertenencias que tenía, incluyendo el rodado.

Sin embargo, la mujer se asustó y gritó, por lo que fue silenciada con un balazo que le ingresó por el pómulo derecho y salió por la oreja del mismo lado.

Los voceros policiales consultados indicaron que tras el brutal ataque, los ladrones escaparon del lugar sin haber concretado el robo.

Mientras tanto, la mujer fue trasladada al Hospital de Quilmes, donde quedó internada con pronóstico reservado.

Dejá tu comentario