Fue clave en la venta de WhatsApp a Facebook y hoy se arrepiente

Información General

Neeraj Arora, antiguo Chief Business Officer de WhatsApp, confesó estar arrepentido de la transacción de la aplicación de mensajería instantánea en 2014. A través de Twitter denunció que Facebook no cumplió con sus promesas.

Neeraj Arora, antiguo Chief Business Officer (CBO) de WhatsApp, confesó estar arrepentido de ser uno de los grandes promotores de la venta de la aplicación de mensajería instantánea a Facebook por US$22.000 millones en 2014: "Nadie sabía al principio que Facebook se convertiría en un monstruo de Frankenstein que devoraba datos de los usuarios y escupía dinero sucio. Nosotros tampoco lo sabíamos".

A través de un post en Linkedin y Twitter, Arora admitió que, a pesar de haberse convertido en millonario, el arrepentimiento se debe a incumplimientos por parte de Marck Zuckerberg de distintos proyectos como HalloApp, una red social privada en la que solo se puede hablar con números guardados en la lista de contactos. Esta plataforma refleja los planes que Arora tenía para WhatsApp, pero que el dueño de Meta no cumplió cuando hizo efectiva la adquisición.

Jan Koum y Brian Acton fundaron en 2009 lo que hoy es la aplicación de mensajería instantánea más usada en el mundo. Entre el 2010 y 2015 se fundaron y establecieron todas las redes sociales que hoy cuentan con miles de usuarios: Snapchat, Facebook, Instagram, Twitter y WhatsApp. Según cuenta La Vanguardia, todas estas comenzaron como compañías independientes pero, debido a su gran potencial, fueron rápidamente incorporadas por magnates de la tecnología.

En 2012 Zuckerberg propuso comprar WhatsApp para comenzar su camino de dominación en las redes. Los directivos se negaron rotundamente pero, sin posibilidad a rendirse, el CEO de Meta volvió a ofertar.

Para ese entonces Arora se desempeñaba como Chief Business Officer y fue una pieza clave en la venta de la aplicación de mensajería instantánea a Facebook por 22.000 millones de dólares, uno de los acuerdos tecnológicos más grandes de la historia.

Según el hilo de Twitter de Arora, Facebook se comprometió a mantener el cifrado de extremo a extremo, no introducir anuncios, total independencia en las decisiones de productos, un asiento en la junta para Jan Koum y una oficina propia en Mountain View. Por su parte, WhatsApp pedía no extraer datos del usuario, no introducir publicidad ni permitir hacer un seguimiento por dispositivo y plataforma del usuario.

https://twitter.com/neerajarora/status/1521964290160267264

Zuckerberg no cumplió con su palabra e hizo todo lo contrario a lo que WhatsApp pedía. Por ejemplo, hace un año cambió sus condiciones de uso para permitir a Facebook acceder a la información de la aplicación de mensajería instantánea. "Para las personas (como yo) con familia en varios países, WhatsApp era una forma de estar conectados, sin tener que pagar tarifas de SMS o llamadas de larga distancia", expresa Arora en su hilo.

Meta contra las cuerdas

El conglomerado tecnológico es noticia en las últimas semanas después de que Apple limitara la capacidad para recopilar datos. Además, un juez federal en Estados Unidos acusó a la plataforma de engañar a los anunciantes sobre su herramienta de "alcance potencial". La demanda comenzó en 2018 cuando algunos anunciantes acusaron a Facebook de inflar hasta en un 400% (y en consecuencia el precio) la cantidad de espectadores potenciales que podía obtener un anuncio insertado en su red social, según informó la CNN.

Como tercer problema se suma la denuncia que afirma que Facebook oculta y desconoce los efectos negativos generados por Instagram en los niños y adolescentes de todo el mundo.

Dejá tu comentario