Economía

La Rural arranca hoy: habrá reclamos con "sordina"

El clímax llegará el sábado 3, cuando hable Macri. El sector sufre la situación general y sus propios problemas.

Con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el titular de la SRA, Daniel Pelegrina, hoy a las 9 de la mañana la Rural abre sus puertas a la edición 133 de “la Ganadera”, sin duda, la exposición más tradicional del país y, en este caso, con el condimento siempre diferencial de las próximas elecciones presidenciales. Esto significa que hasta el 4 de agosto, esas “callecitas” palermitanas se irán poblando tanto de público general que va a ver los productos del trabajo del campo como de políticos que van para que los vean a ellos.

Ya desde el vamos, la presencia hoy en el corte de cintas del secretario de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere (que ahora mira a la Rural desde la óptica oficial), los presidentes de los bancos que más historia tienen con el campo: Javier González Fraga (Banco Nación), y Juan Curutchet (Provincia); los legisladores del agro: el senador Alfredo de Angeli y el diputado Atilio Benedetti (ambos entrerrianos y de Cambiemos), y del titular de UATRE, el gremio de los rurales, que hoy timonea Ramón Ayala, aunque seguramente su presencia allí sea más como titular del Partido Fe que creó su antecesor, Gerónimo “Momo” Venegas, y que acompaña al macrismo desde 2015, dan cuenta del tono que tendrá este año la muestra.

Sin embargo, para la gente del campo y el interior, el dato principal es la presencia de los representantes de las cuatro entidades que constituyen la Mesa de Enlace que recientemente volvieron a reunirse (después de bastante tiempo) dando a conocer un trabajo conjunto que, en realidad, enumera la cantidad de “pendientes” que tiene el sector y los problemas que enfrenta, más que las propuestas de solución que, de todos modos, exceden totalmente la órbita de una Secretaría de Estado como Agroindustria, y se volvió a colocar a nivel de los ministerios de Producción (Dante Sica) y Economía (Nicolás Dujovne).

De tal forma Dardo Chiesa por CRA; el santafesino Norberto Niclis de Coninagro, y Marcelo Bianchi de la Federación Agraria aparecen ahora alrededor de Pelegrina en lo que, para algunos, vuelve a ser un frente común, tal como se conformó en 2008, cuando el famoso conflicto por la Resolución 125, pero también como un “recordatorio” para los funcionarios sobre el peso específico de la agroindustria en el interior, en especial para los gobernadores que no desdoblaron y tienen aún atada su suerte a las presidenciales.

Por supuesto que, seguramente, no van a desperdiciar tampoco la oportunidad de recordar los principales ítems del trabajo acordado, donde la estabilidad institucional y macroeconómica ocupan la pole position, seguidas por la reforma tributaria y su simplificación (con retenciones incluidas); la modernización del sistema laboral y la financiación más accesible, entre otras varias cuestiones, todas muy coincidentes en general, con los temas que apremian a la mayoría de las empresas del país, aunque agravadas en este caso por los déficits de infraestructura que aún subsisten y por la lejanía de los lugares de producción, al punto que muchos de ellos quedan fuera de competencia por el costo de los fletes.

El in crescendo, con cantidad de charlas, reuniones, lanzamientos y un fuerte despliegue de empresas privadas y también públicas, que reaparecieron con el cambio de gobierno en 2016, llegará a su clímax el sábado 3, cuando se inaugure oficialmente la muestra y Mauricio Macri irrumpa en la histórica Pista Central, presencia que ya se ocupó muy bien de confirmar, a diferencia del año pasado (cuando no fue por estar en Sudáfrica en la reunión de los Brics, aunque algunos dicen que no llegó a Buenos Aires a tiempo porque optó por una recorrida personal por algún Parque Nacional de aquel país…).

De todos modos, ese día no se esperan mayores novedades ni anuncios, como tampoco reclamos demasiado fuertes, ni directos. Aunque las preferencias generales del sector son claras, y la memoria sobre el pasado está muy fresca, da la impresión de que el campo, al menos por ahora, no va a pasar de las “señales”, aunque las quejas y los reclamos sean muchos, y algunos inocultables.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario