Política

"Los Ángeles de Macri III", nido de defensa oficialista para trifulca electoral 2019

Son grupos pequeños de funcionarios y legisladores coordinados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Aceitan acciones pre-PASO para desplegar fuerzas de cara a las elecciones de octubre.

En pleno éxtasis por el ya clásico empoderamiento ante campañas electorales, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, profundizó hacia las provincias un modelo de defensa y choque comunicacional del oficialismo de 2017 y 2018. Tras meses de organización, y de cara a las PASO de agosto y a la trifulca presidencial de octubre próximos, se activará la versión “Los Ángeles de Macri III”.

La primera modalidad de este sistema se inició en marzo de 2017, tal como contó en su momento Ámbito Financiero. Con el objetivo de blindar al Gobierno post 2016, y con las elecciones legislativas nacionales de medio término cerca, el Gobierno coordinó a un grupo conformado por legisladores nacionales.

Para la selección, el Gobierno tomó tres parámetros: la participación de los legisladores en las comisiones de Diputados y el Senado para abarcar todos los campos, la forma de comunicar de cada uno de ellos y la interacción con los medios, y la diversidad del origen de cada uno de ellos para conformar un grupo diversificado y federal.

Entre las claves de 2017 estuvo, casi como una marca de fuego, la imposibilidad de exfoliar intolerancia de los integrantes de “Los Ángeles de Macri” ante las críticas del cristichavismo -y del periodismo-, cuya marca registrada durante gran parte de su estadía en el poder fue un fanatismo desorbitante. El resbaladizo Peña dio un guiño hacia la continuidad del grupo.

Desde marzo del año pasado, y en la previa de los meses más siniestros de 2018, el jefe de Gabinete reforzó el sistema con “Los Ángeles de Macri 2”, que tuvo tres incorporaciones formales: el intendente de Vicente López y primo presidencial, Jorge Macri; el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la República Argentina, Hernán Lombardi; y la exdiputada nacional y actual directora del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Silvana Giudici.

Entre aquellos movimientos de casilleros de poder se alejó del equipo la exsecretaria de relaciones parlamentarias de Casa Rosada, Paula Bertol, actual embajadora ante la Organización de los Estados Americanos (OEA). Su lugar fue tomado por la mano derecha de Peña, Lucía Aboud, criticada por diputados y senadores del oficialismo ante desconexiones básicas -y trabajo mal realizado- y movimientos cuestionados durante el duro debate de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que dejó un tendal de heridos en Cambiemos que nadie se interesó en abrazar.

Detrás de esos tironeos aparece un problema más de fondo que tiene el macrismo -ante un eventual segundo mandato-: el desprecio hacia “la política” que sobrevuela el despacho presidencial y la Jefatura de Gabinete, a pesar de las recomendaciones del exintendente porteño Carlos Grosso. Curioso: una mano derecha durante su gestión -denostada por el kirchnerismo-fue Eduardo Valdés, cristinista papal desde hace varios años.

En los primeros meses de 2019, Peña citó al grupo de defensa comunicacional y sumó “Ángeles” de primeras y segundas líneas del macrismo, pero ya no sólo dentro de un grupo nacional, sino como nodos en cada provincia. “No sobra nada y tiene sentido incrementar algo que nos sirvió en 2017. Una elección legislativa es distinta de la presidencial, y con la polarización que hay, necesitamos cubrir todos los flancos”, reconoció un integrante a Ámbito Financiero.

Para las elecciones, el oficialismo deberá desactivar un puñado de focos tóxicos dentro de su espacio -florecieron fanáticos con el pésimo 2018 y ante la andanada de críticas opositoras-, aunque el Ejecutivo disfruta la beneficiosa y lamentable grieta que le regaló el kirchnerismo tras años de una división ficticia de la sociedad. De allí la imposibilidad para frenar bravuconadas y disparates de algunos integrantes de Juntos por el Cambio. En 2015, una de las promesas de Macri fue “unir a los argentinos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario