Política

Los números que eyectaron a los ministros

Tres nuevas bajas se sumaron la semana pasada en el "mejor equipo de los últimos 50 años", tal como definió el presidente Mauricio Macri a los miembros de su gabinete. El mandatario justificó estas últimas salidas en el "desgaste" por la gestión, pero también puede atribuirse a la falta de resultados. 

Al comando del Banco Central Federico Sturzenegger nunca alcanzó las metas prevista de inflación que incluso debieron ser corregidas y ni así se cumplieron. Para este año, por ejemplo, la estimación era de entre 12 y 17%, pero los pronósticos indican no solo que superará el 20% sino que podría estar cerca de 27%. 

Un relevamiento realizado por el IARAF destaca que tras 30 meses de gestión Sturzenegger deja una inflación acumulada de 95% -con un promedio mensual de 2,25%-, y una devaluación del peso de 175%. 

Para intentar contener el dólar, Sturzenegger combinó subas de tasas -de hasta 40%- y venta de divisas en el mercado spot y futuros. La moneda estadounidense, sin embargo, fue inmune a las estrategias del BCRA y se elevó hasta niveles récord en la historia. Solo este año se encareció más de 50%. 

En el caso del saliente ministro de Energía, Juan José Aranguren, había llegado a la función pública desde la petrolera Shell con la misión de reducir los subsidios que destinaba el Estado al sector y para ellos aplicar un incremento tarifario a los consumos. 

Según un estudio de la Universidad Austral, las tarifas de electricidad aumentaron más de 1.000% desde que asumió Macri y fueron las únicas que recuperaron todo lo perdido frente a la inflación, mientras que las de agua y gas aún tienen terreno por recorrer.

El informe señala que las tarifas de agua potable están aún un 53% por debajo de la inflación acumulada desde 2002 y las de gas, un 37%. Las tarifas de agua registraron ajustes de 560% desde que asumió Macri y las de gas aumentaron 371%, dice el análisis, lo cual las ubica muy por debajo de la variación que experimentó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la última década.

En el caso de la electricidad, sí se logró superar al IPC con un ajuste de 1.000% que se hizo desde que asumió el gobierno de Cambiemos.

Como contrapartida, hay que decir que Aranguren logró una reducción de los subsidios al gas a un 30% respecto al 80% que tenía al inicio de su gestión. El plan era que en 2019 sea 0%. En cuanto a la electricidad la compensación era en principio de 70% y se estima que para fin de año quede en solo 18%. Lo que globalmente implica que inició su gestión con subsidios del orden del 3% del PBI y los llevó a un 1% del producto. Además, hay que consignar como que consiguió reimpulsar Vaca Muerta con un aumento de la produccción de petróleo.

Asimismo, Francisco Cabrera fue desplazado de la cartera de Producción sin haber mostrado grandes resultados, con sectores industriales que siguen en estado de alerta. 

"Estoy seguro de que (NdR: su reemplazante Dante Sica) podrá corregir los errores, encarar lo pendiente y profundizar los aciertos en esta nueva etapa", sostuvo Cabrera tras su desplazamiento. 

En tanto que según la consultora FIEL, la industria terminó 2017 con una suba de solo el 1,8%. 

Por caso, en las industrias manufactureras se perdieron más de 60.000 empleos producto de la menor producción ante la caída del consumo y la competencia frente a los productos importados. 

Las bajas de esta semana se suman a una larga lista de funcionarios que comenzaron con la gestión de Cambiemos y se fueron de manera anticipada y no siempre de la mejor manera. Entre ellos están Alfonso Prat Gay (exministro de Hacienda), Isela Costantini (Aerolíneas Argentinas), Carlos Melconian (Banco Nación), Daniel Chaín(Secretaría de Obras Públicas), Carlos Regazzoni (PAMI) y Susana Malcorra (canciller), entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario