"Acabaremos con neoliberalismo"

Mundo

Acaso sea un símbolo del rumbo político del próximogobierno de Ecuador. Mientras el presidente electo, Rafael Correa, recibía ayer, temprano por la mañana, a una delegación de Madres de Plaza de Mayo encabezada por Hebe de Bonafini, el ministro de Economía designado, Ricardo Patiño, advertía a un grupo de empresarios argentinos que «vamos a terminar con el neoliberalismo, con una época de retirada de un Estado que no cumplía ningún rol regulador ni promotor».

En presencia de Carlos Pareja, futuro presidente de la petrolera estatal, Petroecuador, y otros funcionarios designados, Patiño se presentó ante un grupo de empresarios argentinos con intereses en aquel país, entre los que se destacaron representantes de IMPSA (compañía de generación hidroeléctrica del grupo Pescarmona), Techint, Aeropuertos Argentina 2000, Compañía General de Combustibles, Grupo Arecco, Unitec-Bio y Hell Port Caminos. La reunión, a la que sólo accedió Ambito Financiero, fue de tono amable y más de presentación que para tratar proyectos concretos, pero todos los presentes tomaron debida nota del marcado giro a la izquierda que dará la futura administración.

  • Inversiones

    «Vamos a promover la producción nacional y también recibiremos con mucho gusto a los inversores extranjeros que cumplan con las leyes de Ecuador. Vamos a poner énfasis en la asistencia social, para paliar la disparidad entre quienes tienen muchísimo y quienes tienen muy poco», añadió Patiño, quien, paralelamente, sugirió que el Estado será un recaudador más activo: «Para todo eso vamos a necesitar recursos».

    Otro tema de inquietud es qué hará el futuro gobierno con la deuda externa. En línea con lo afirmado por Correa (ver nota aparte), el futuro titular de Economía señaló que «vamos a renegociarla. Sabemos que hay preocupación, pero sólo deben estar preocupados quienes especularon con nuestras vidas», advirtió.

    Aunque no habló de salir a corto plazo de la dolarización que rige desde 1999, seguramente para no convocar tempestades, dejó pocas dudas sobre el objetivo final que tendrá en la materia la futura administración. «Como le pasó a la Argentina, con la dolarización perdemos competitividad y no podemos manejar la política monetaria. ¡Enhorabuena el dólar ha venido cayendo frente al euro!», señaló.

    Pese a que invitó a los argentinos a invertir en su país, y escuchó atentamente, aunque sin comprometerse, algunos reclamos de seguridad jurídica, se lo notó más interesado en fortalecer el comercio. «Con la Argentina, nuestro déficit comercial crece a razón de 100 millones de dólares por año», volvió a denunciar a la dolarización. «Y los negocios son relativamente pequeños, con exportaciones ecuatorianas por unos 70 millones de dólares anuales. Queremos intensificar la relación con la Argentina para diversificar nuestro comercio. Queremos que nuestros empresarios vean a la Argentina como un mercado importante», dijo.
  • Dejá tu comentario