Advirtió Irán que si es atacado responderá

Mundo

Teherán (EFE, ANSA) - Si hay que atenerse a las declaraciones, Irán redobla la apuesta. El jefe de los Guardias de la Revolución iraní, el general Yahya Rahim Safavi, afirmó que su país está preparado para una guerra.

«No vemos ninguna amenaza pero, como fuerzas armadas, hemos preparado nuestros planes y estamos dispuestos a realizar acciones defensivas y ofensivas», dijo Rahim Safavi.

El comandante del grupo militar de elite señaló que «si ellos llevaran a cabo una tontería aun más grande que la invasión a Irak, las fuerzas armadas y el pueblo iraní están dispuestos a defenderse y a realizar una acción defensiva».

«Estados Unidos e Israel hablan de nuestro programa nuclear como parte de la guerra psicológica para escapar de sus derrotas en Irak y Palestina», añadió el militar. La tecnología nuclear civil es «un pedido nacional y los norteamericanos y europeos se oponen a la voluntad de nuestro pueblo».

• Reacción

Estas palabras son una reacción a las recientes declaraciones del Secretario de Defensa estadounidense, Donald Rusmfeld, quien aseguró que «todas las opciones, incluida la militar, están sobre la mesa».

La Casa Blanca y varios gobiernos europeos presionan para que Irán abandone su plan atómico, porque sostienen que puede servir para fabricar armas nucleares, argumento que es negado por Teherán. Pero, mientras el gobierno de George W. Bush parece encaminarse hacia una nueva intervención militar, en la Unión Europea (UE) prevalece el criterio de buscar una salida negociada.

Ayer, el presidente iraní,
Mahmud Ahmadinejad, viajó a la planta nuclear de Natanz, en el centro del país, para respaldar a los especialistas encargados de realizar el enriquecimiento de uranio.

«Su objetivo es fabricar combustible nuclear, pero sus esfuerzos desembocarán en un objetivo más precioso, que dará al pueblo iraní la sensación de que, pese a las amenazas y los obstáculos, habrá cumplido un trabajo considerable», afirmó, citado por la agencia «IRNA».

Ahmadinejad expresó que «lo que da miedo a los enemigos no es la construcción de la bomba atómica. La razón principal de la preocupación y el miedo de los enemigos es la autosuficiencia».

Por otro lado, la presidencia austríaca de la Unión Europea (UE) solicitó a Irán la inmediata suspensión de la actividad de enriquecimiento de uranio, que sirve tanto para generar energía como para fabricar armas, y consideró que Teherán tiene una actitud de «escalada inútil en una fase crítica y decisiva» de la disputa.

Dejá tu comentario