Alarma internacional: la variante delta del covid-19 se propaga en EE.UU., Europa, Asia y Oceanía

Mundo

Es mucho más contagiosa. Las autoridades sanitarias norteamericanas señalaron que los casos se duplicaron en las últimas tres semanas. Preocupa el auge en Reino Unido mientras que en España, Cataluña vuelve al toque de queda. Urgen a completar los esquemas de vacunación. ¿Rebote económico en riesgo?

Ginebra - La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó ayer sobre un nuevo aumento de contagios y muertes, en especial por propagación de la variante delta del coronavirus, una realidad que ya se evidencia con fuerza en América del Norte, Europa, Asia y Oceanía.

El informe semanal de la OMS advirtió que hubo casi 3 millones de casos de coronavirus en todo el mundo la semana pasada, lo que representó un aumento del 10%, y un incremento del 3% en las muertes, cifras que alertan y revierten una tendencia de nueve semanas de disminución de la incidencia del covid-19.

La mayor cantidad de casos nuevos se concentró en Brasil, India, Indonesia y el Reino Unido, según el organismo de salud de la ONU, que también hizo hincapié en que la nueva variante delta, ya está presente en 111 países desde que se detectó por primera vez en India.

La misma, detectada por primera vez en India, es dos veces más contagiosa que la cepa original registrada a fines de 2019 en la ciudad china de Wuhan.

El documento concluye con una advertencia alarmante: se espera que la delta, cuya respuesta a las vacunas disponibles es menor, se convierta en la variante dominante a nivel mundial en los próximos meses.

Frente a esto, la OMS advirtió sobre “la relajación y el uso inadecuado de las medidas sociales y de salud pública y una mayor movilidad y mezcla social”, una realidad que se venía registrando en gran parte del mundo tras semanas de descenso de los casos y los fallecidos por el virus.

Mientras se teme por la continuidad de las medidas de desconfinamiento y por un posible freno en la recuperación de la economía global, varios países ya sufren de brotes masivos.

La curva de contagios de coronavirus volvió a crecer en Estados Unidos después de meses, con una duplicación de nuevos casos en las últimas tres semanas impulsada por la variante delta, la resistencia de muchos a vacunarse y los festejos del Día de la Independencia.

Los contagios confirmados aumentaron a un promedio de alrededor de 23.600 por día el lunes frente a 11.300 del 23 de junio, según datos de la Universidad Johns Hopkins, que monitorea la pandemia

Todos los 50 estados del país, menos dos, Maine y Dakota del Sur, informaron que el número de casos aumentó en las últimas dos semanas.

La variante delta ya da cuenta del 52% de los casos estudiados en el país, señaló la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En tanto, el Ministerio de Salud de Reino Unido notificó ayer un total de 42.302 nuevos contagios frente a los más de 36.600 registrados durante la jornada anterior, lo que constituyó la cifra más alta desde el 15 de enero. En cuanto a los fallecidos, las autoridades sanitarias confirmaron 49 nuevas muertes por covid-19.

Esa cartera indicó que más de 46 millones de personas ya recibieron la primera dosis de alguna vacuna, esto es el 87,4% de la población, mientras que más de 35,1 millones, el 66,7%, ya cuenta con la pauta completa.

Todos los especialistas coinciden en que completar los esquemas de vacunación es la respuesta adecuada a la nueva emergencia, dado que las vacunas disponibles previenen, aunque en menor medida que respecto de la variante original, los casos graves y las internaciones.

Cuando parecía que España tomaba impulso hacia un verano boreal de recuperación gracias al buen ritmo de la vacunación, llegó un nuevo revés: con los contagios desbocados entre los jóvenes, regiones como Cataluña han solicitado reinstaurar el toque de queda nocturno para doblegar la quinta ola de la pandemia. De conseguir el permiso, la región seguiría los pasos de la vecina Comunidad Valenciana.

Rusia, por su parte, registró 786 muertes en las últimas 24 horas, con lo que batió su propio récord por segunda jornada consecutiva y superó las 145.000.

En Asia, Indonesia informó ayer un récord de 54.517 nuevos contagios y 991 muertes, lo que la proyecta como el nuevo foco de la pandemia en el continente, luego que India empezara a mostrar una mejora en su situación.

En Australia, los 5 millones de habitantes de Sydney, su ciudad más grande, deberán pasar “al menos” dos semanas más en confinamiento debido a un persistente brote impulsado por la nueva variante, anunciaron las autoridades, en momentos en que la ciudad atraviesa su tercera semana de cierre.

En Medio Oriente, la variante también activa las alarmas luego de que Israel detectara 754 casos de coronavirus por segundo día en medio de un rebrote atribuido a la mutación delta a la que se agrega la posible propagación de la subvariante llamada delta plus.

Dejá tu comentario