23 de septiembre 2002 - 00:00

Alemania: socialdemócratas alcanzan ajustada mayoría

A pesar de haber sido superado por pocos votos, el canciller alemán Gerhard Schröder consiguió en los comicios de ayer la reelección gracias a la ayuda que recibirá, en el Parlamento, de los ecologistas, de acuerdo con la proyección de bancas hecha por la televisión pública. De esta manera el centroizquierda europeo se salvó de otra derrota, aunque los que sí vieron casi extinguir su representación en el Bundestag son los ex comunistas.

Alemania: socialdemócratas alcanzan ajustada mayoría
Berlín (El Mundo, AFP, DPA, ANSA) - El demócrata cristiano Edmund Stoiber aventajó por un mínimo margen al socialdemócrata Gerhard Schröder, pero no logró arrebatarle el puesto de canciller federal, según las últimas estimaciones de la televisión pública alemana difundidas al cierre de esta edición. Una performance mejor a la esperada de los socios ecologistas de la coalición gobernante, y en sentido contrario, una decepcionante actuación de los liberales, presuntos aliados del partido de Stoiber, le otorgan a Schröder un nuevo mandato como jefe de gobierno y le dan a los socialistas europeos un aliciente significativo ante el cúmulo de derrotas de los últimos años.

También ayudaron al socialdemócrata algunas particularidades del sistema electoral, que le dieron mayor representación en el Bundestag en los escaños uninominales. En Alemania, el Bundestag (Parlamento) es el que elige al canciller. Allí la alianza del SPD (socialdemócratas) y los verdes suma entre 302 y 307 escaños, frente a los 297 o 299 de los conservadores del CDU, el CSU (conservadores de Baviera) y el FDP (populistas liberales).

•Suspenso

Durante todo el escrutinio se vivió un apasionante suspenso, que por momentos hizo alternar, con festejo incluido, a Stoiber al frente de las proyecciones. Pero el gobernador del poderoso estado de Baviera, admitió a la medianoche en Munich que aunque su coalición no será gobierno, «voy a hacer todo lo posible para que esta gran formación del centro popular permanezca fuerte», y anticipó que el nuevo ejecutivo «durará poco».

En porcentaje de votos, según las últimas estimaciones del canal público de televisión ARD, el SPD del canciller saliente-entrante Schröder obtuvo 38,6% de los votos (40,9 en 1998), frente a 38,8% (35,1 en 98) de los democristianos (CDU/CSU) de Stoiber.
Los verdes obtuvieron el mejor resultado de su historia, con 8,6% (6,7 en 98), mientras que los liberales alcanzan 7,3% (6,2 en 98), pero mucho menos de lo esperado. En cuanto a los neocomunistas del PDS, herederos del Partido Comunista en el poder en la ex RDA, no superan en el escrutinio proporcional, que determina la composición de la mitad de la Bundestag, 5% necesario para disponer de un grupo parlamentario, con un resultado de sólo 4% (5,1% en 98). Fracasan también en el intento de conquistar tres mandatos directos en las 299 circunscripciones uninominales, por lo que desaparecerían como grupo parlamentario por primera vez desde 1990, y sólo conservarían dos diputaciones del este de Berlín.

Como era previsible, en la ex Alemania oriental, un quinto del electorado, ganó Schröder por 39,3% de los votos frente a 28,6% de Stoiber.
También venció la coalición de socialdemócratas y poscomunistas en las regionales MecklemburgoAntepomerania, que también votó ayer, único estado federal con esta alianza gobernante (se repite en la ciudad de Berlín).

Gerhard Fritz Kurt Schröder, de 58 años, renueva así un mandato conseguido en 1998, algo impensado hace pocos meses. Nacido en una familia humilde, hijo de un ex operario que murió en la Segunda Guerra y de una empleada doméstica, este ex taxista y actual abogado, deberá intentar ahora sí darle una solución a más de cuatro millones de desocupados, a una economía que no crece y a un presupuesto amenazado, tal como había prometido en su primer mandato.

Dejá tu comentario

Te puede interesar