11 de agosto 2021 - 13:17

EEUU rebate fallo de la Justicia británica e insiste con la extradición de Assange

Washington inició la apelación del fallo que rechazó la extradición del fundador de WikiLeaks por la posibilidad de suicidio.

La extradición de Assange fue rechazada por riesgo de suicidio.

La extradición de Assange fue rechazada por riesgo de suicidio.

Foto: AFP

El Gobierno de Estados Unidos cuestionó hoy los argumentos de un experto sobre los que la Justicia británica se basó para negarse a extraditar a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, acusado de difundir documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas estadounidenses en 2010.

El australiano Assange, de 50 años, fue detenido por la policía británica en abril de 2019 después de que el Gobierno de Ecuador le retirara su asilo diplomático en la embajada ecuatoriana de Londres, donde vivía refugiado desde 2012 por miedo a ser extraditado a Estados Unidos.

Pese a que una jueza británica rechazó en enero la solicitud de extradición por el “riesgo de suicidio” que presentaría Assange, Estados Unidos quiere revertir este fallo y comenzó a exponer este miércoles sus principales alegatos.

Los abogados estadounidenses sostienen que las pruebas presentadas por la defensa de Assange, quien permanece recluido en una cárcel de máxima seguridad del Reino Unido, no se basan en su actual estado de salud, sino en cómo podría evolucionar.

Durante una audiencia preliminar del proceso de apelación lanzado por Washington, la abogada Clair Dobbin, representante de Estados Unidos, defendió que la jueza no "apreció el peso" de los elementos producidos por un experto que concluyó que Assange no presentaba riesgo de suicidio.

Dobbin se apoyó en los elementos presentados por el psiquiatra de Assange, Michael Kopelman, quien admitió que había engañado a la justicia al "esconder" que su cliente había sido padre mientras estaba encerrado en la embajada de Ecuador en Londres.

Decenas de simpatizantes de Assange con pancartas que rezaban "Diez años, ¡ya basta!" o "Liberen a Assange" se congregaron ante el Tribunal Supremo de Londres, incluido el exlíder laborista Jeremy Corbyn.

"Espero que el tribunal envíe hoy una señal muy clara de que no autorizará el recurso de Estados Unidos y que Julian Assange pueda ser liberado", declaró Corbyn.

La Justicia estadounidense lo acusa de espionaje por difundir en 2010 más de 700.000 documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas, sobre todo en Irak y Afganistán, que revelaron actos de tortura, muertes de civiles y otros abusos.

Assange podría ser condenado a 175 años de cárcel si es declarado culpable en suelo estadounidense.

Dejá tu comentario

Te puede interesar