Atentado suicida en hotel de Pakistán deja al menos 24 muertos

Mundo

Al menos 25 personas murieron y decenas más resultaron heridas hoy en un atentado suicida en un hotel del centro de Peshawar, la gran ciudad del noroeste de Pakistán, anunciaron las autoridades locales.

La explosión se registró en la recepción del hotel Marhaba, muy frecuentado por afganos, en un barrio popular de Peshawar, y destruyó parcialmente tres pisos del edificio.

"Veinticinco personas murieron, en su mayoría afganos", dijo el portavoz del ministerio de Interior, el general Javed Cheema.

"Fue un atentado suicida", afirmó por su parte sin dar más detalles Malik Zafar Azam, ministro de Justicia de la Provincia-Frontera del Noroeste (NWFP), fronteriza con Afganistán, cuya capital es Peshawar.

"La policía encontró dos piernas cortadas y en una de ellas estaba escrito en lengua pachtún: 'ésta es la suerte que se reserva a los espías a sueldo de los estadounidenses'", aseguró el ministro provincial.

Este tipo de mensajes aparecen con frecuencia en cadáveres en la zona tribal paquistaní entre Peshawar y Afganistán, donde los militantes islamistas pro-talibanes mataron en lo que va de año a una decena de personas -sobre todo afganos- a las que acusaron de trabajar con las tropas estadounidenses estacionadas en Afganistán.

Un empleado del hotel, Abdul Rashid, dijo que el propietario del establecimiento, un afgano, y sus tres hijos perdieron la vida en la explosión.

Un oficial de la policía de Peshawar, Fayyaz Turo, también estimó que se trató de un atentado suicida: "no hay cráter en el suelo y pensamos que las dos
piernas encontradas son las del kamikaze".


Al menos 46 heridos fueron ingresados en el centro, muchos de ellos en un estado grave, precisó el médico.

Dos horas después de la explosión las ambulancias seguían llevando víctimas al hospital y la televisión mostraba terribles imágenes de transeúntes transportando heridos y restos humanos en medio del pánico.

El portavoz del ministerio de Interior dijo que la policía se esforzaba por determinar con precisión las circunstancias de la explosión.

Peshawar, la capital del noroeste de Pakistán, está ubicada a 60 km de la frontera con Afganistán, y alberga una comunidad afgana de varios centenares de miles de personas.

Pakistán fue azotado en lo que va de año por media docena de atentados suicidas que causaron unos 50 muertos, principalmente en el noroeste del país.

Las autoridades paquistaníes atribuyeron la mayoría de estas acciones a los militantes islamistas que viven en la zona tribal fronteriza con Afganistán.

Dejá tu comentario