Biden endurece los requisitos para visitantes

Mundo

Washington - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció ayer nuevas medidas para preparar al país para un posible recrudecimiento del nuevo coronavirus en el invierno boreal, lo que incluye un endurecimiento de las condiciones para el ingreso de viajeros.

“Sé que el covid-19 ha sido muy divisivo. En este país se ha convertido en un tema político, lo cual es una triste constatación. No debería serlo, pero lo ha sido”, admitió en su discurso.

Los requisitos más estrictos para viajar a los Estados Unidos incluirán una prueba de covid-19 negativa dentro del último día previo al viaje a los Estados Unidos para todos los pasajeros, independientemente de su estado de vacunación o nacionalidad.

Por otro lado, la extensión de los mandatos de uso de barbijo en el transporte público, incluidos aviones, trenes y autobuses se extenderá hasta el 18 de marzo.

Temor

Inquieto por el aumento de los contagios y por el comienzo de la circulación de la variante ómicron en Estados Unidos (ver pág. 18), el líder demócrata dispuso que las pruebas rápidas para covid-19 en los hogares sean gratuitas, extendió el requisito de usar barbijo en el transporte público y anunció estrictos protocolos de prueba para todos los viajeros internacionales.

Su plan no incluye por ahora medidas consideradas en su momento agresivas, como la exigencia de pruebas para vuelos nacionales o para los pasajeros internacionales después de su llegada a Estados Unidos.

Para permitir pruebas rápidas gratuitas, los más de 150 millones de estadounidenses con seguros privados podrán solicitar un reembolso a las compañías prestadoras. En tanto, para llegar a los estadounidenses sin seguro y a los que tienen Medicare –plan de salud para jubilados– o Medicaid –para los más pobres–, el Gobierno enviará 50 millones de kits de pruebas para el hogar a 20.000 sitios federales en todo el país a fin de que los entreguen de forma gratuita.

El plan también pone un gran énfasis en las inyecciones de refuerzo, que han tenido una aceptación lenta en los Estados Unidos.

El Gobierno intensificará sus esfuerzos de divulgación de la vacuna de refuerzo a través de una campaña de educación pública dirigida a las personas mayores y nuevas clínicas de vacunación familiar.

Biden había asegurado que su Gobierno está tomando todas las precauciones para proteger al público de la variante ómicron y que no espera que esta sea la “nueva normalidad”. “La nueva variante es motivo de preocupación, no motivo de pánico”, dijo.

Dejá tu comentario