Brasil refuerza la alianza con EE.UU. con la firma de un nuevo acuerdo militar

Mundo

El presidente Jair Bolsonaro cenó el sábado a la noche con su par Donald Trump en Florida, donde condenaron al Gobierno de Nicolás Maduro.

Florida - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y el almirante Craig Faller, comandante del Comando Sur estadounidense, firmaron ayer en Miami un acuerdo bilateral de defensa, que busca “mejorar o suministrar nuevas capacidades militares” y que ayudará a enfrentar amenazas como Venezuela.

Sin dar declaraciones a la prensa, Bolsonaro y Faller sellaron el entendimiento en la sede del Comando Sur, que dirige las operaciones militares de Estados Unidos en el Caribe, Centro y Sudamérica.

El Acuerdo de Proyectos de Investigación, Pruebas y Evaluación abre el camino para que los dos países “desarrollen proyectos futuros conjuntos, alineados con el mutuo interés de las partes, incluyendo la posibilidad de mejorar o suministrar nuevas capacidades militares”, según un comunicado del portavoz de Defensa brasileño.

La firma ocurre un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, recibiera a Bolsonaro en su residencia y club de golf Mar-a-Lago en Palm Beach, 113 Km al norte de Miami. Tras el encuentro del sábado de noche, ambos mandatarios discutieron sobre la crisis venezolana y reiteraron su apoyo al líder de la oposición, Juan Guaidó, a quien reconocen como presidente encargado de Venezuela.

Ambos consideran ilegítimo al actual mandatario, Nicolás Maduro, quien el viernes aseguró en Caracas que la reunión entre Trump y Bolsonaro era parte de un plan de Estados Unidos para desatar un conflicto en Venezuela y justificar una intervención militar.

El acuerdo de defensa permite “reducir los procesos burocráticos en el comercio de productos” militares en ambos países.

También abre para Brasil el mercado de Estados Unidos y le facilita la entrada de los productos brasileños en otros 28 países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una alianza multilateral de defensa.

Brasil no es miembro, pero fue designado por Estados Unidos como un “aliado preferencial extra-OTAN”.

En marzo del año pasado, ambos presidentes firmaron un acuerdo de salvaguardias tecnológicas que permite el uso de la base de Alcántara (en el norte de Brasil) para el lanzamiento de cohetes estadounidenses.

Tras la cena y en breves declaraciones a la prensa, Trump elogió a su par brasileño. “Él ha hecho un trabajo fantástico,

genial. Brasil lo ama y Estados Unidos lo ama”, dijo. Bolsonaro, a su lado, no habló a los periodistas.

Tanto Estados Unidos como Brasil promueven las medidas de presión contra el gobierno venezolano y son parte del medio

centenar de países que consideran ilegítimo a Maduro y reconocen como presidente encargado al líder de la oposición, Juan Guaidó.

Trump y Bolsonaro “reiteraron el apoyo de sus países a la democracia en la región, incluyendo al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y a la Asamblea Nacional venezolana democráticatemente electa, en su trabajo por restablecer el orden constitucional en Venezuela”, informó un comunicado de la oficina de prensa brasileña. Los dos líderes también hablaron “del apoyo a los esfuerzos de Bolivia para conducir elecciones libres y justas”, añadió el texto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario