Castro refuerza represión con condenas a otros 3 disidentes

Mundo

La Habana (AFP, ANSA) - En un nuevo giro represivo del régimen de Fidel Castro, el Tribunal Provincial de La Habana condenó a tres opositores a penas de cinco y cuatro años bajo cargos de desorden público, desacato y resistencia, se informó ayer.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (ilegal, pero tolerada), que preside el disidente Elizardo Sánchez Santacruz, dijo en un breve comunicado escrito que los opositores condenados, que permanecían en prisión desde el 28 de febrero de 2002, son Rafael Corrales Alonso, Ricardo Ramos Pereira y José Santana Carrerira. Añadió que Corrales fue sentenciado el pasado miércoles a cinco años de prisión, mientras que Ramos y Santana, a cuatro. Los tres están vinculados al Partido Democrático 30 de Noviembre.

«Debido a la identidad de estos presos políticos y a la naturaleza pacífica de sus actos, nuestra comisión los propondrá esta misma semana para que sean adoptados como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional», dijo el comunicado.

Según la Comisión,
la cifra de presos políticos en la isla supera las 300 personas, cantidad que se incrementó notoriamente el año pasado con las sentencias contra 75 opositores, condenados por, supuestamente, trabajar para una potencia extranjera, entre los cuales se encuentran el periodista y poeta Raúl Rivero y la economista Marta Beatriz Roque.

El pasado 27 de abril,
otros 10 disidentes, entre ellos el abogado ciego Juan Carlos González Leiva, fueron condenados en la central provincia de Ciego de Avila a penas de entre 36 meses y siete años de cárcel. Se trató del primer proceso judicial contra opositores al gobierno desde abril del pasado año, cuando se condenó a los 75.

González Leiva fue sancionado a cuatro años de reclusión domiciliaria, mientras que
Delio Requejo, Ana Peláez y Odalmis Hernández fueron condenados con dos años y medio a tres años de penitenciaría, pero también se los remitió a detención domiciliaria.

Los otros juzgados,
Antonio García y Lázaro Iglesias, así como los periodistas independientes Carlos Brizuela y Lexter Tellez, fueron sancionados con tres años y medio de cárcel de cumplimiento efectivo y que cumplirán en diversas prisiones de la isla, mientras que Virgilio Mantilla fue sentenciado a siete años.

Esos disidentes
fueron arrestados en marzo de 2002 acusados de desacato y desorden público, tras haber encabezado una protesta en demanda de mejoras en la atención de la salud en la provincia.

Por otra parte, los cuatro más importantes líderes de la oposición interna al régimen castrista rechazaron por «injerencistas» las medidas económicas y políticas del gobierno de Estados Unidos para una transición democrática en Cuba.

En ambas declaraciones, Elizardo Sánchez Santacruz,
Oswaldo Payá Sardiñas (gestor principal del Proyecto Varela), el ex comandante Eloy Gutiérrez Manoyo y Manuel Cuesta Morúa (Arco Progresista), indicaron su desacuerdo.

El jueves pasado Washington dio a conocer el documento que contempla reducir el envío de remesas familiares a Cuba, limitar los viajes hacia la isla de cubanoestadounidenses residentes en Estados Unidos, potenciar las emisiones de radio y TV Martí con transmisiones desde aviones y aumentar la ayuda financiera a la disidencia, entre otros puntos.

Dejá tu comentario