Detienen a dos constituyentes durante una manifestación en Santiago de Chile

Mundo

Manuel Woldarsky y Alejandra Pérez fueron trasladados junto a otras seis personas a la Tercera Comisaría de Santiago

Los convencionales constituyentes Manuel Woldarsky y Alejandra Pérez, de la bancada opositora Lista del Pueblo, fueron detenidos por Carabineros (policía) junto con un grupo de activistas mientras se manifestaban en la Plaza de Armas, situada en el centro de Santiago, para solicitar la liberación de los presos por el estallido social en Chile.

El convencional Rodrigo Rojas informó que acompañaban a los familiares de los "presos políticos", en una protesta pacífica, cuando fueron reprimidos y golpeados por efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros.

"En el contexto de una manifestación de los familiares de los presos políticos fuimos invadidos por un contingente gigante de Carabineros, donde fuimos forcejeados y golpeados y se llevaron detenidos a dirigentes sociales y a los constituyentes ", dijo Rojas a CNN Chile.

Rojas cuestionó la labor de la policía chilena y denunció que cada vez se alejan más de "preocuparse del orden y la seguridad de la ciudadanía".

Pérez y Woldarsky fueron trasladados junto a otras seis personas a la Tercera Comisaría de Santiago, después de que varios de los familiares se encadenaran a las rejas frontales de la Catedral de Santiago.

La Lista del Pueblo denunció, a través de su cuenta de Twitter, que Carabineros ha impedido el acceso de abogados y amenazó con querellarse en contra de cuerpo policial por negarles la libertad.

"Se interpuso amparo en favor de los detenidos y se ordenó la libertad inmediata, lo que aún no se cumple. Se viene querella", informó el texto publicado en la red social.

El también convencional Jorge Baradit expresó su apoyo a sus pares a través de un video publicado en las redes sociales, en el que consideró que la detención "interrumpe la labor" del órgano creado para cambiar la Constitución.

"Vinimos como colectivo socialista a darles nuestro apoyo y asesoría legal, y colaborar en todo lo necesario para que ellos sean liberados a la brevedad", apuntó Baradit.

La Convención Constituyente chilena comenzó sus labores el pasado domingo 4 de julio, cuando asumieron los 155 convencionales que deberán redactar una nueva Constitución para Chile que ponga fin a la redactada durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los convencionales tendrán un plazo de nueve meses, que se podrá extender por tres meses más, para redactar la Constitución, la que finalmente deberá ser aprobada por un plebiscito popular.

Temas

Dejá tu comentario