Colombia capturó a "Otoniel" porque se quedó sin comida

Mundo

El ministro de Defensa reveló que afectaron el suministro de víveres del capo narco para obligarlo a moverse por áreas bajo su vigilancia. No usaba teléfono desde así meses y tenía perros entrenados para detectar policías.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, reveló este domingo que el líder del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, logró ser capturado luego de un mes de operativo cerrojo sobre sus movimientos que llevó a afectar su acceso a alimentos.

"Por los golpes de la Fuerza Pública a sus estructuras, ya había empezado a sentir el desabastecimiento en su alimentación y esto se aprovechó para adelantar una actividad de inteligencia muy importante", dijo en una entrevista con el diario El Tiempo.

"La operación se centró en las viviendas que ‘Otoniel’ usaba para protegerse, por eso en la operación de su captura fue fundamental la Fuerza Aérea, que desarrolló un sobrevuelo logrando identificar en un video que se movió con tres personas, en una parte alta del cerro Yoki, y sobre esa información se hizo la operación que dio con su captura", agregó.

El hombre más buscado por Colombia llevaba, además, meses sin usar teléfono y todas sus comunicaciones se basaban en "correos humanos".

"Lo que se hizo fue una incursión de tropa la cual fue reforzada por el Ejército Nacional y a partir de eso, se hizo presencia en la zona de manera permanente. Se le cerró el paso en diferentes cuadrantes y se desarrollaron operaciones de manera constante para hacerlo mover", explicó Molano.

Fueron 500 hombres los que entraron con la idea de mantenerse en la zona, "quedarnos todo el tiempo que fuera necesario hasta encontrarlo porque sabíamos que ya había perdido su seguridad base".

El ministro del gobierno de Iván Duque -quien calificó a la captura de "Otoniel" como el mayor golpe al narco en Colombia- confirmó los rumores sobre la utilización de perros por parte de la seguridad del líder del Clan del Golfo para detectar la presencia de policías y militares.

"Había entrenado perros para que advirtieran la presencia de la Fuerza Pública y eso nos afectó la incursión, por ejemplo, de las Fuerzas Especiales para ubicarlo. Ese rastreo de los perros logró afectar varios intentos que se hicieron para capturarlo. Los animales le advertían de nuestra presencia", indicó.

"Me vencieron. Me ganaron", dijo "Otoniel" tras su captura.

El siguiente paso para Colombia es la extradición a Estados Unidos, que había solicitado ya su entrega, pese a que en su país tiene pendientes más de 120 causas.

"Contra 'Otoniel' pesa una orden de extradición. Esa orden de extradición es la que corresponde, la que sigue en curso y corresponde al tratamiento y manejo que le está dando el Ministerio de Justicia", explicó Molano.

Temas

Dejá tu comentario