Condenan a 50 años de prisión al dueño de Polaroid por megafraude similar al de Madoff

Mundo

El antiguo dueño de la empresa fotográfica Polaroid, Tom Petters, fue condenado a 50 años de cárcel por fraude en un tribunal de St. Paul, en el estado norteamericano de Minnesota.

El tribunal determinó que a través de un sistema piramidal Petters cometió un fraude de más de 3.500 millones de dólares. La estafa fue descubierta a fines de 2008 y causó la bancarrota de Polaroid.

En caso de buena conducta, Petters podría salir en 41 años. La fiscalía había pedido 335 años de prisión.

"Fue un gigantesco engaño", dijo el juez Richard Kyle.

Petters reunió a través de su firma homónima un fondo de inversiones para diversos negocios, pero usó parte del dinero para financiar sus lujos. El dinero faltante era compensado con los fondos de nuevos inversores.

"No está mal tener tres casas y aviones, mientras sea con dinero propio", afirmó el juez.

Hubo más de 500 damnificados, entre fondos de riesgo y pequeños inversores.

El caso recuerda al fraude de 60.000 millones de Bernard Madoff, que afectó Wall Street el año pasado. Madoff fue condenado a 150 años de prisión.

El grupo empresarial de Petters incluía Polaroid. El fabricante renunció al negocio de las fotos instantáneas que lo hizo famoso y se dedicaba a las cámaras digitales. Petters compró Polaroid en 2005, luego de que la empresa se declarara insolvente en 2001.

Dejá tu comentario