Coronavirus: investigan una nueva forma de transmisión

Mundo

Según investigadores de la Universidad Médica de Guangzhou, China, el coronavirus podría sobrevivir en la materia fecal y esto sería una razón de su fácil propagación.

Científicos alrededor del mundo intentan día a día comprender el funcionamiento del coronavirus, como se contagia, cómo infecta a sus víctimas y qué efectos genera, con el objetivo de poder desarrollar una cura o vacuna para poner fin a la pandemia. Y al parecer, un descubrimiento de la Universidad Médica de Guangzhou podría habernos acercado un paso más hacía hacía esta meta.

Es que según dicho estudio, se descubrieron restos vivos de SARS-CoV-2 en pacientes que fallecieron a causa del este tipo de coronavirus, y todavía más interesante es que los mismos se hayan encontrado en restos de materia fecal de los pacientes, lo que explicaría una nueva forma en la cual se podría haber esparcido el virus.

México médicos coronavirus
Las muestras de materia fecal se tomaron de pacientes infectados con coronavirus en Wuhan, China.

Las muestras de materia fecal se tomaron de pacientes infectados con coronavirus en Wuhan, China.

Y es que la aparición del virus infeccioso allí, genera la posibilidad de que la transmisión también sea posible mediante el “efecto aerosol”, en la cual pequeñas partículas de la materia fecal de un infectado mantienen vivo al virus durante el tiempo necesario para que ingresen en el cuerpo de otra persona.

"El aislamiento del SARS-CoV-2 infeccioso en las heces indica la posibilidad de transmisión fecal-oral o transmisión fecal-respiratoria a través de heces en aerosol", explicaron los autores del estudio, el cual fue publicado en la página web de Emerging Infectious Diseases.

Wuhan-1589120559.jpg
Los investigadores de la Universidad Médica de Guangzhou, China, afirmaron haber encontrado SARS-CoV-2 en las materia fecal de personas infectadas.

Los investigadores de la Universidad Médica de Guangzhou, China, afirmaron haber encontrado SARS-CoV-2 en las materia fecal de personas infectadas.

Además, el estudio también indicó que la presencia de el virus en las muestras de materia fecal es varias veces mayor que en aquellas originadas en los fluidos nasales, siempre que sean tomadas entre los días 17 y 28 desde que el paciente empezó a tener síntomas. Luego del día 28, las muestras de SARS-CoV-2 no suelen aparecer, aunque si hay rastros del ADN del virus.

La investigación

El 17 de enero un hombre de 78 años, que recientemente había vuelto de Wuhan, China, fue ingresado a un hospital con fuerte tos y fiebre de hace más de cinco día. El 22 de enero su condición empeoró y debió ser conectado a un respirador.

En las muestras fecales del paciente, recogidas los días 29 de enero, 1 de febrero y 7 de febrero, se realizó un test de ARN viral, que indica la presencia de restos de ADN del virus, que dieron positivo. El paciente falleció el 20 de febrero y muestras de este estilo también fueron encontradas al realizarle la autopsia, en sus órganos intestinales.

Laboratorio China
Este descubrimiento sirve para entender mejor la transmisión del virus y como evitar una propagación.

Este descubrimiento sirve para entender mejor la transmisión del virus y como evitar una propagación.

Esto llevó a que se realicen tomas de muestras similares en pacientes afectados por el Covid-19, con un total de 29 pacientes expuestos a este tipo de experimentos. Según los resultados, en 12 de los 29 pacientes los testeos para encontrar rastros del virus dieron positivos.

El reporte culmina explicando que un experimento posterior también aseguró que al tomar muestras de tres pacientes que habían dado positivo en los casos anteriores, en dos de ellos pudieron aislar el virus en su forma SARS-CoV-2, la cual es infecciosa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario