Critican a Zapatero "frivolidad" sobre ETA

Mundo

Madrid (EFE, ANSA, La Vanguardia) - Pese a las expectativas que habían generado parte del nacionalismo vasco y voceros del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, la organización separatista ETA evitó hablar de un tregua, lo que multiplicó las críticas a la política antiterrorista del ejecutivo socialista.

Las reacciones del arco político español sucedieron después de que ETA instara el sábado a todos los agentes vascos «a dar pasos ya y sin esperar a nadie». El texto indicaba que «la solución del conflicto no llegará a través de pasos unilaterales» y precisaba que tres referencias deben guiar el proceso de paz: que «se respete lo que Euskal Herría decida sobre su futuro», que se dé una solución «política y democrática» y que se haga por medio del «diálogo».

Mientras que el gobierno español no quiso comentar específicamente esta nota, el opositor Partido Popular (PP) pidió ayer a Zapatero, una «rectificación inmediata» de su política antiterrorista y territorial. El presidente del PP, Mariano Rajoy, señaló que el comunicado de ETA «en nada cambia lo dicho por la banda en los últimos 30 años» y lamentó que no concuerde «con lo que se nos ha estado anunciando de manera frívola por el gobierno» porque «ETA no está en un proceso de paz, sigue en sus objetivos políticos, que es fundamentalmente el derecho de autodeterminación».

Rajoy pidió a Zapatero que sea «patriota» y dé un giro decisivo a su política antiterrorista, a la que calificó de
«mendicante» de una tregua.

El debate sobre un hipotético proceso de paz se había intensificado en los últimos días, después de que el pasado día 10 Zapatero se mostrara convencido de que, por los datos de que dispone, el momento actual podría ser el «del principio del fin» de ETA.
Las expectativas de un alto el fuego de ETA se habían acrecentado, pese a que durante la última semana la organización terrorista hizo explotar dos artefactos frente a una discoteca en la región de Navarra y en una empresa de construcción en la provincia vasca de Vizcaya.

• Decepción

Tras el comunicado de ETA, el gobierno regional vasco (PNV, nacionalista moderado) consideró que suponía «una decepción». También el coordinador general de la coalición Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, pidió a Zapatero y a todos los políticos que sean «más prudentesy comedidos», porque a veces «creamos más expectativas».

Por su parte, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT),
José Alcaraz, señaló que el texto de ETA «deja en evidencia que el gobierno está mintiendo vendiendo falsas esperanzas de tregua» y le pidió que dé un giro de 180 grados en su política antiterrorista.

Según un sondeo publicado por el diario «La Razón», 70% de los españoles consideraron que no hay que tratar con la organización separatista antes de que «se rinda» y abandone la violencia. Precisamente la AVT convocó para el sábado a una manifestación en Madrid, a la que se sumó el PP, en contra de una eventual negociación con ETA.

Desde que en la década de los '60 inició su actividad terrorista por la independencia del País Vasco, ETA ha matado a más de 800 personas, aunque desde mayo de 2003 no ha habido asesinatos por parte de la banda.

Dejá tu comentario