Cuba no descarta más liberaciones de presos políticos

Mundo

El jefe del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, dijo que podría haber más liberaciones de presos políticos que las 52 ya anunciadas y que los ex detenidos, si lo desean, pueden permanecer en la isla, en una entrevista en Ginebra.

Alarcón recordó que en las conversaciones entre el gobierno de Raúl Castro y la Iglesia católica "quedó claro que la voluntad del gobierno cubano es la de sacar de la cárcel a todas las personas" sobre las que no pesen crímenes de sangre.

"Según su Eminencia el cardenal (Jaime Ortega), en las conversaciones quedó claro que la voluntad del gobierno cubano es la de sacar a todas las personas" a condición de "que no pesen sobre ellos responsabilidades de la vida de otras personas", dijo Alarcón, que participa en Ginebra en una reunión de líderes parlamentarios de todo el mundo.

Al preguntársele si podía confirmar la posibilidad de liberar a personas que no estuvieran vinculadas a ese tipo de crímenes, Alarcón respondió: "Claro".

También dejó abierta la posibilidad de que los presos que no quieran salir al destierro permanezcan en la isla. "Lo que dice el acuerdo, (es) que podrán viajar al exterior (...), pero en Cuba hay personas que fueron liberadas de prisión hace años y que están en su casa. Esto es lo mismo", declaró.

El gobierno cubano se comprometió a liberar gradualmente, en un plazo de cuatro meses, a 52 presos políticos, tras un diálogo entre el cardenal Ortega y Raúl Castro.

Los 52 opositores eran los que quedaban tras las rejas de un grupo de 75, cuyo arresto fue ordenado en 2003 por el entonces presidente Fidel Castro, tras lo que fueron condenados a penas de 6 a 28 años de cárcel.

Según cálculos de la Comisión Cubana de Derechos Humanos cubana, con la excarcelación de los 52 opositores quedarían 115 presos políticos en la isla, a quienes el gobierno califica de "mercenarios" de Estados Unidos.

Se trata de las liberaciones más importantes desde que Raúl Castro tomó el relevo de su hermano Fidel, hace cuatro años.

Dejá tu comentario